Apostillas

Regreso al gol y sobre todo al triunfo, gracias a los gritos de Rodrigo Salinas y Matías Linas, quienes rompieron la larga racha negra de 11 partidos sin alegrías de Los Andes.

Por Pablo García

DESAHOGO DEL NUEVE: Luego de desperdiciar una par de oportunidades, Rodrigo Salinas convirtió su esperado primer tanto con la casaca Mil Rayitas para darle la igualdad transitoria a su equipo. “El gol vale mucho en lo personal porque pasaron nada más que en tres fechas del inicio del torneo y me viene bárbaro sobre todo para seguir tomando confianza, tanto para mí como el equipo al revertir un resultado”, dijo el delantero tras el partido. Aprovechando su experiencia en el pasado, Felipe de la Riva lo mandó a cubrir el sector izquierdo del mediocampo para volver a formar una línea de cuatro en el centro de la cancha. “El equipo necesitaba que me recostara sobre ese sector, algo que hacía en mis inicios cuando comencé jugando de doble cinco y volante zurdo en Villa San Carlos. Uno tiene que tener conocimientos más allá de las necesidades”, finalizó Salinas.

EL TORRENTE DE FÚTBOL LLEGÓ DESDE EL BANCO: Una ráfaga de fútbol tuvo Los Andes con la entrada de Marcos Britez Ojeda y, especialmente de Sergio Sosa y Matías Linas, quienes fueron protagonistas fundamentales en cada ataque y para el segundo gol: en su debut, el Colo le tiró un centro al Polaco, que debajo del arco solo tuvo que empujarla para da vuelta el marcador y llevarse los tres puntos a Lomas. “Estoy contento porque somos luchadores: no entró la primera que rematé al arco pero la revancha sirvió para dar vuelta el partido y no alejarnos del lote de arriba de la tabla”, sentenció Linas, que festejó su segundo gol en su estadía en Los Andes.

UN GIGANTE EN EL ARCO: Si bien el reconocimiento del público ya se lo ha ganado, vale una distinción para Maximiliano Gagliardo, a pesar que no pudo evitar el tanto del Gordo Altamirano. El capitán ha defendido el arco a capa y espada, con atajadas brillantes. Ayer no fue la excepción, evitando que sumara el local, al ahogarle un mano a mano a Diego Medina y, sobre todo, un cabezazo a quemarropa con una salvada espectacular, al que inclusive tapó el rebote saltando como un gato. Algo similar a lo que ocurrió en la primera fecha ante Crucero del Norte: Christian Ledesma, solo en el área chica, ya empezaba a festejar su gol pero el 1 Mil Rayitas logró evitarlo en la línea con un salto impresionante. Ya lo había hecho la semana anterior ante Baroni, Valsangiacomo y un testazo de Nuñez. También el equipo aprovecha el buen momento de Maxi…

TRIUNFO ROMPE MALA RACHA: No solo el equipo convierte sus primeros goles, Los Andes cortó con once (11) partidos sin conocer la victoria, ahora con el debut de la nueva camiseta con rayitas muy pequeñas de Los Andes. La más próxima había sido en el pasado septiembre ante Sp. Belgrano, también por 2 a 1: mismo resultado para encontrar el último triunfo de visita, que fue contra Chacarita a mediados de junio de 2015. Almagro aún no ha ganado en el torneo…

DEBUT COLORIDO: Apenas cerró el vínculo con la institución y ya Sergio Sosa tuvo su primer partido en Los Andes, siendo el 13° jugador debutante en la temporada. Vaya que valió la pena, ya que el ingreso del Colo le imprimió velocidad y potencia al ataque. Y parece que los de Almagro olieron las dificultades que iba a traer el ex Pincha de Caseros: en el entretiempo comenzó a realizar la entrada en calor con pelota, pero un asistente de campo se las quitó porque solo estaban disponibles para el partido. Así se fue masticando bronca hasta el vestuario para vengarse en cancha…

A OSCURAS: A media hora de comenzar el partido, la entrada en calor de ambos equipos se realizó en penumbras por falta de luz. El grupo electrógeno llegó tarde y recién 15 minutos antes del pitazo inicial comenzaron a encenderse las luminarias.

Martes 16 de Febrero de 2016 | Fútbol Profesional

subir