En su cabeza hay un gol

Rodrigo Salinas es el referente del área, y ya proyecta su segundo semestre en Lomas. "Trato de pensar que tengo la responsabilidad de ayudar al equipo para sumar en el ataque y concretar todo lo que se genere", expresó.

Para él también fue "borrón y cuenta nueva". Rodrigo Salinas, uno de los nombres que se repite del último semestre, encara con "expectativa e ilusión" la segunda era Felipe de la Riva. Con poca participación en el torneo anterior, el delantero apostó por la revancha y sueña con ser el 9 que le soluciones al ataque Mil Rayitas. "Mi validez es poder definir correctamente cada pelota que llega al área o esté cerca de ella", reconoció el oriundo de Berisso en diálogo con el Sitio Oficial.

¿Cómo te estás preparando para este nuevo desafío?

Como todo inicio genera mucha expectativa e ilusión. Hubo un recambio importante que hace que nos vayamos conociendo día a día y estemos con esas ganas de llegar bien a la primera fecha y arrancar el torneo con el pie derecho.

Si bien tenías contrato vigente, ¿qué significó tu continuidad en el club?

A mi tocó vivir una situación bastante particular. Yo llegue como incorporación el semestre pasado, y por ahí no pude tener los minutos necesarios o la oportunidad de justamente ser el refuerzo que todos pretendían o que yo mismo anhelaba. Pero hoy comienzo el ciclo de otra manera, con una pretemporada encima, cosa que el último torneo no lo había podido hacer y con una confianza que me están dando el cuerpo técnico y los dirigentes. Y eso te genera una autoestima distinta y muchas ganas.  Así que trato de pensar que tengo la responsabilidad de ayudar al equipo para sumar en el ataque y concretar todo lo que se genere.  

Te tocó convertir en la pretemporada, ¿cuánto sirven este tipo de goles para el goleador?

En mi condición de delantero siempre trato de convertir hasta en los entrenamientos. Eso te da confianza y te motiva aún más. El hecho de definir bien la jugada y ver que el balón entra sirve para que mis compañeros sepan que todo el sacrificio que hacen para generar la situación de gol sirvió. Mi validez es poder definir correctamente cada pelota que llega al área o está cerca de ella.

¿Cómo ves el Los Andes 2016?

Estamos en una etapa de preparación, donde de a poco vamos incorporando variantes en ataque y trabajando mucho en la recuperación de balón rápido. Y después obviamente tener un orden táctico es importante para poder presionar y llegar con mucha gente en ofensiva. Hay jugadores de buen pie, y Felipe insiste mucho con ese pase entre líneas que te puede dar una opción y hace ganar un partido. Pero creo que con el correr de las prácticas nos vamos soltando y encontrando el funcionamiento.

¿Quedaste satisfecho por lo realizado en Balcarce?

Sí, el balance fue muy positivo. Tuvimos una convivencia espectacular, se nota que hay gente muy transparente y con humildad, y eso a la hora del día a día suma mucho. Tenemos claro que nadie es más que nadie y trataremos de ser lo más homogéneo durante todo el año. Todos sabemos que hay un objetivo por delante y el camino que tomamos es el correcto.

Ayer fue el primer día libre después de aquel 2 de enero que iniciaron el ciclo, ¿lo necesitaban?

Y el descanso es tan importante como el trabajo. Veníamos de 12 días intensos, donde en Balcarce casi siempre entrenamos triple turno y dejamos todo. Así que aprovechamos para relajarnos un poquito, despejar las ideas y también estar con la familia, que siempre es necesario y la que te apoya en todo momento.

¿Qué te pareció el fixture que le tocó a Los Andes?

Es muy valorable arrancar de local con el apoyo de tu gente. Y en segundo lugar, creo que nos va a venir bien tener esa cuotita de presión de empezar en casa porque te obliga a estar atentos desde el vamos. Sabemos que tenemos dos rivales complicados, pero me parece que si lo sacamos adelante, podemos hacer la diferencia y eso nos va dar fuerzas para alcanzar nuestro objetivo.

Jueves 14 de Enero de 2016 | Fútbol Profesional

subir