Ellos también juegan

Súperutileros. Cierto y Corto son protagonistas estelares de la pretemporada de Los Andes en Balcarce. Desde las sierras nos cuentan intimidades y anécdotas del plantel. Pasá y leé...

Por Matías Cala (especial)

¿Qué es tener vestuario? En el momento previo al entrenamiento aparecen ellos: los utileros. Son como “superhéroes” que están atentos a todos los detalles y las necesidades de los jugadores del equipo profesional: número de calzado, tipo de tapón, color de botín, pantalones, medias, remeras, buzos o camperas, shorts y camisetas.

En la utilería trabajan arduamente Alberto El Corto Orqueda y Héctor Cierto Ríos. Ellos llegaron a Lomas antes del ascenso al Nacional en el año 2014 y su constante trabajo fue premiado. Mientras El Corto acomoda los botines por números en el canasto de madera, Cierto dobla los pantalones ubicándolos pegados al cubículo donde están los buzos rojos con el número bien blanco.

“Tener vestuario es estar muchos años en el fútbol, es tener experiencia, compartir lo que hacés con los jugadores”, señala Corto, que le tocó trabajar nada más y nada menos que con Diego Armando Maradona en Newell´s. “La utilería para mí es mi vida; mi segunda casa”, dice.

La rutina de los utileros: comparten entre 3 y 4 horas con los jugadores diarias, hasta que ellos se van. Luego empieza su trabajo: Corto y Cierto, los “superutileros”, limpian los botines, lavan la ropa, preparan todo para el día siguiente. Y en la pretemporada más aún. Con tres turnos por delante, son protagonistas estelares en Balcarce. 

Agradecidos con el presente que viven, los dos valoran lo que hacen y están atentos a que no se escape nada. “Hay que atenderlos todo el tiempo y estar pendientes contantemente”, agrega Cierto.

Pero el trabajo de utilería va más allá de preparar la indumentaria. Le ponen la oreja a los problemas, dan consejos (“a los más chicos siempre les digo que lo primero que tienen que hacer es comprarse la casa”, admite Orqueda) y hasta se prenden en las “maldades” del plantel. Si no preguntémosle a Maxi Gagliardo, gran imitador de Corto. “Teceiespor; Petroobras; enderezos”, son  algunas de las muletillas de nuestro utilero.

A modo de cierre recordaron una anécdota de un viaje de regreso a Lomas en micro, que casi los embiste un camión de frente, pero por suerte el chofer reaccionó a tiempo, y hoy nos están acompañando en una nueva pretemporada. Sí, ellos también juegan…

Perfiles. Corto (67 años) trabajó en Aldosivi, Kimberley (Mar del Plata), Círculo Deportivo (Mar del Plata), San Lorenzo (Mar del Plata), Newell´s, Chicago, Platense y Los Andes. Y Cierto (41) pasó por Morón, Barracas Central, Deportivo Merlo, Acassuso, Platense, Barracas Central y Los Andes. 

 

Viernes 8 de Enero de 2016 | Fútbol Profesional

subir