El orgullo de crecer y crecer

Las imágenes hablan por si solas. La obra de ampliación del Colegio Ejército de Los Andes nos regaló un nuevo capítulo. Ya comenzaron los trabajos de encadenados y se levantaron las primeras paredes. Los sueños se cumplen.

En menos de un mes convertimos un espacio vacío en una ilusión que no para de crecer. La obra de ampliación del Colegio Ejército de Los Andes sigue superando etapas. Miren las fotos, miren los avances. ¿Cómo no vamos a estar felices? El club, cada día más grande. 

Detrás del arco que da a la calle Portela los ladrillos se acumulan. Uno arriba del otro. Hay movimiento. Llegan los materiales. José Mosquera supervisa cada detalle. "Como socio vitalicio es un orgullo para nosotros ver una obra como ésta. Hay muchachos que hace 60 años que estamos en el club y nunca vimos tanto crecimiento en tan poco poco", se emociona Pepe, el nexo de Comisión Directiva elegido para ser el portavoz de las novedades. "Si seguimos así vamos a crecer más que la Cordillera", dice entre risas. 

Y cuando decimos que los sueños se cumplen, las imágenes dan fe. Los encadenados ya fueron armados y durante la semana se levantaron las paredes y mampostería de los primeros tres cursos y tres sanitarios, que incluyen la etapa inicial de los trabajos. 

¿Para cuándo tiene que estar terminada esta instancia? Para el 15 de febrero de 2016. Como viene, vamos cada vez mejor. Adelante. 

Sábado 7 de Noviembre de 2015 | Area Educativa

subir