Lo mejor está por venir

En plena manía Puma, Los Halcones también hacen historia en el Rugby. Nuestro equipo superior finalizó su primera participación en un Torneo de la URBA y ya se prepara para vivir un 2016 con muchos objetivos por delante. Hablamos con el coach Hugo Acuña.

 

Del otro lado del océano Atlántico Los Pumas vencen a Irlanda y se clasifican por segunda vez en la historia a una semifinal de la Copa del Mundo. Por su parte, de este lado, nuestro equipo de Rugby cierra su primera participación en el Torneo Empresarial y lo hace de manera triunfal. ¿Se puede trazar un paralelismo? Claro que sí, ¿por qué no? Salvando las distancias, y no hablamos de kilómetros, la unión grupal y la pasión por la guinda es la misma. “Para nosotros fue un 2015 inolvidable. Nos dimos el gusto de competir en un campeonato de la URBA y fue soñado”, reconoce el entrenador Hugo Acuña relamiendo todavía el último triunfo conseguido sobre Achard Seguridad. “Fue la mejor despedida que podíamos imaginar”, agrega mientras se prepara para repasar el año de la actividad y proyectar lo que viene.

¿Qué balance haces de la Temporada?

El balance es positivo y está a la vista. No hay que mentir tampoco, si no fuera que empujamos todos juntos, jugadores, familiares, y Comisión, no se hubiera logrado. En lo personal siento mucha alegría y orgullo por todo lo logrado. Además, a pesar de la baja de uno de los muchachos por fractura de clavícula terminamos enteros física y psicológicamente, que era a lo que yo apostaba principalmente. El equipo estuvo más unido que nunca, las familias que nos acompañaron hasta el otro lado de la provincia y no faltaron a una fecha para alentarnos, y yo por suerte, me pude dar el gusto de jugar las últimas tres fechas junto al grupo y mi viejo. Te lo resumo así: alegría, orgullo y lágrimas.

¿Costó adaptarse a un torneo tan importante como es el Empresarial de la URBA?
Al principio sí. Nos tuvimos que adaptar a las fechas, ya que antes, vivíamos de los amistosos, y este año jugamos rigurosamente cada 15 días. Así que había tiempo para recuperarte, rever el encuentro anterior y trabajar sobre el rival que se venía y nada más. También nos tocó jugar cuatro fechas complicadas consecutivas, sin domingos de por medio y los muchachos supieron demostrar de que estábamos a la altura. Lo más importante es que se demostraron a sí mismos que podían. Y eso es lo que más llena.

La última imagen de la competencia fue la victoria sobre Achard Seguridad. ¿Fue el mejor cierre de año que podían tener?

Claro que sí. Fue un cierre espectacular: victoria de local y en la última fecha.  Supimos desenvolvernos muy bien. Y digo supimos porque pude darme el gusto de jugar este último encuentro, primero de medio scrum y en los últimos 20 minutos de ala. Así que en el transcurso del partido pude ver la cara de muchos de los muchachos emocionados, arrastrando la marca, provocando los huecos, atacando con el corazón caliente y la mente fría. Yo fui uno de los que cuando se escuchó el pitazo final, terminó de rodillas en el suelo con las lágrimas que se me caían y pude ver a los muchachos de la misma manera que yo, abrazados, festejando. Y eso no tiene precio. Más que merecido lo tienen, y el cierre no pudo ser mejor porque el objetivo principal siempre fue finalizar el torneo de la manera en que lo hicimos.

Sos hombre del Rugby, ¿cómo viven este fenómeno despertado nuevamente por Los Pumas?
No es un fenómeno, es algo que Los Pumas se venían guardando. Trabajaron muy duro para llegar a donde llegaron, y todavía falta el último partido para definir el tercer y cuarto puesto. Los Argentinos, en rugby, somos muy valorados por el corazón que tenemos. y cada vez que se vive una Rugby World Cup, es hermoso ver como se despierta el bichito en algunos, y empiezan a acercarse a los entrenamientos, y ser cada vez más.

¿Qué proyectos hay de cara hacia el 2016?

Hay muchos proyectos y todos terminan en un mismo fin: el crecimiento y conocimiento y la inclusión social. Desde lo deportivo, en lo inmediato disputaremos el Eleven del Sur y algunos torneos de Seven para terminar el año jugando. Y después estamos trabajando en conjunto con el vicepresidente Carlos Sierra, nuestro padre de la actividad por llamarlo de alguna manera, para colaborar con el Club Atlético Temperley y que ellos también puedan sumarse al deporte. Algo se viene hablando con Herman Lewin y el desafío es seguir enfocando al Rugby desde el lado social para que en un futuro inmediato se incorporé la Municipalidad de Lomas de Zamora y darle el marco deportivo que se merece. Es decir, continuar disputando el torneo de la URBA, y crear las diferentes categorías y planteles. No es fácil porque todos contamos con nuestro trabajo, estudio, familia, pero esto es lo que queremos y nos gusta hacer. El Rugby te fortalece, te forma como persona, te da valores y te da un grupo que es el que termina siendo tu familia. Acá todos tiramos para el mismo lado, empujamos y si nos caemos, nos volvemos a levantar para seguir intentando, como en un partido, como en la vida. De eso se trata. Así que el fin de todo esto es empezar a preparar el campo para los que puedan venir atrás, y tratar de pasarles todo lo que estamos viviendo nosotros. 

 

Jueves 29 de Octubre de 2015 | Rugby

subir