SAN MARTIN (SJ) 2

Con un doblete de Martín, el Milrayitas logró un punto de oro en San Juan y sigue en levantada. ¿Qué el partido estuvo suspendido 40 minutos por un corte de luz? Lomas no le tiene miedo a la oscuridad...

Por Leandro Saltamerenda

lsaltamerenda@clublosandes.com

Llegaba embalado. Después del triunfo ante Platense y de los últimos resultados conseguidos como visitante (victoria ante Aldosivi y empate frente a Olimpo), Los Andes buscaba en San Juan otra alegría para ratificar su levantada. Sin embargo, la parada en el Hilario Sánchez no era para nada fácil. El Milrayitas no había ganado nunca en la provincia cuyana y enfrente tenía a uno de los grandes candidatos al título. Pero por el Sur nada importó. Porque en un partido de locos, que incluyó corte de luz, remates en los palos, chances desaprovechadas y tres goles en seis minutos, el equipo de Lomas logró reponerse dos veces en el marcador y con un doblete de Juan Martín alcanzó un festejado 2-2. Sí, el Grandote tuvo revancha. Con nosotros lo había anticipado; se le tenía que abrir el arco. Y así fue…
A pesar del calor sofocante y de la ambición del local, el conjunto de Enrique Hrabina supo cómo acodarse en la cancha y sorprendió al rival. Las dos líneas de cuatro propuesta por el Ruso fueron efectivas y provocaron la carencia de ideas del Verdinegro. En el arranque, el San Martín tenía la posesión del balón, mientras que Los Andes apostaba al contragolpe y esperaba el momento justo para golpear. De esa forma llegó la jugada más peligrosa del partido. El delantero Juan Martín aguantó la pelota, Gonzalo Bustamente habilitó a Marcos Brítez Ojeda y el volante estrelló su derechazo en el travesaño. No, otra vez ¡El palo nuestro de cada partido! Qué mala suerte, por favor…
El zapatazo de Marquitos sintetizó la actitud de cada uno a lo largo del primer tiempo. Los de Lomas se mostraron más decididos, pero les faltaba puntería para definir. En cambio, el Santo sólo dependía de lo que podía hacer el brasileño Roberval y de alguna corajeda de Diego Ceballos. Justamente, el ex Quilmes se anticipó a la defensa del CALA y su cabezazo fue bien interceptado por un seguro Walter Cáceres. La respuesta de Cubito fue la única jugada de peligro del Verdinegro en la etapa inicial. A esa altura, el dominio territorial de los de Pablo Marini ya se había convertido en algo intrascendente y favoreció a Lomas. Porque cada vez que Brítez Ojeda y Bustamente se juntaban hacían temblar al público local. Ya sobre el final de los primeros 45, nuevamente lo tuvo el Milrayitas, pero se topó con Luciano Pocrnjic.
Y, en el complemento se armó otro encuentro. Los Andes cedió terreno y San Martín tomó la iniciativa. Pero, en el mejor momento del local sucedió lo impensando. ¿Qué paso? Se cortó la luz por un desperfecto eléctrico y el partido se suspendió por espacio de 38 minutos. Cuando todo hacía pensar que el parate le iba a permitir a Quique ajustar las piezas, en la reanudación del juego, el Verdinegro salió con todo y se puso arriba por intermedio de Cristian Tavio. El Hilario Sánchez estalló y entre los abrazos de la hinchada local apareció el sacudón de Juan Martín. El ex Estudiantes cabeceó un centro desde la izquierda y venció la resistencia del arquero. Era el 1-1, su gol tan esperado. Sí Grandote, tuviste revancha; se te terminó la racha negativa…
No obstante, la alegría del Milrayitas también duró un par de minutos. Es que Roberval, de lo mejor del Santo, aprovechó un descuido de la visita y le devolvió la felicidad al pueblo sanjuanino. A pesar del mazazo, Los Andes adelantó las líneas y dejó en evidencia la tibieza local. Con el correr de los minutos comenzó a crecer nuevamente la figura de Bustamente y el asedio del Rojo era real. Encima, Hrabina volvió a mostrar su guapeza y puso en cancha a Fernández y Yaqué. Claro, con el 4-2-1-3 no había otra cosa que atacar. Y así fue. No tuvieron suerte los remates de Bergés, Vega ni Acosta. Pero en el goleador renacieron las esperanzas del CALA. El 9 resolvió con clase un desborde de Cristian Vega y marcó la merecida igualdad de Los Andes. Encima, en el final, en los pies de Yaqué estuvo el triunfo, aunque su dísparo no tuvo destino de red.
El Milrayitas consiguió un gran punto en San Juan y alcanzó su tercer partido sin perder como visitante. “Con 20 unidades tocamos el cielo con las manos”, había dicho Hrabina después del triunfo con Platense. Y, de esta forma nada es impensado. Encima a Martín se le abrió el arco, se le hizo la luz…


Síntesis

San Martín de San Juan (2): Luciano Pocrnjic; Raúl Damiani, Sergio Plaza, Yonny Peralta, Cristian Tavio; Matías Díaz, Feliz Décima; Marcos Quiroga (ST 17` Daniel Díaz), Martín Seri (ST 4` Cristian Zarate), Roverval (ST 21` Roberval); Diego Ceballos. Suplentes: Alejandro Botero, Ezequiel Rubido, Martín Galleti, Eduardo Sosa. DT: Pablo Marini.

Los Andes (2): Walter Cáceres; Cristian Vega, Julio Caldiero, Mariano Sardi, Matías Maidana; Maximiliano Acosta (ST 34` Alberto Yaqué), Javier Bergés, Marcos Brítez Ojeda, Elvio Fredrich (ST 25` Fernández); Gonzalo Bustamente (ST 40` Patricio Grgona) y Juan Martín. Suplentes: Luciano Díaz, Diego Ludueña, Darío Ruiz y Jaime Molfeso. DT: Enrique Hrabina.

Goles: ST 12` Tavio (SJ), 14` Martín (LA), 16` Roberval (SJ) y 39` Martín (LA).

Amonestado: PT 7` Martín (LA).

Arbitro: Alejandro Toia.

Asistentes: Jorge Casalet e Iván Núñez.

Detalle: El partido estuvo detenido por espacio de 38 minutos por un corte de luz.

 

FOTO: Fuente Diario de Cuyo.

Sábado 22 de Noviembre de 2008 | Fútbol Profesional


subir