GIMNASIA (M) 1 - LOS ANDES 1

Sabor agridulce. Los Andes mejoró en el segundo tiempo y llegó al empate con un gol de Alejandro Noriega. Después buscó, pero no pudo quebrar la igualdad. El experimentado Carranza había puesto el 1-0 para el Lobo mendocino.


Foto: Jonathan Rincón (especial)

Se quedó con ganas de más. Porque lo mereció. Porque Gimnasia llegó dos veces y facturó una. Porque el árbitro Ignacio Lupani obvió un claro penal sobre Lorefice. Porque el final del partido se jugó cerca del arco defendido por Alasia... Y podemos seguir con las enumeraciones. La realidad es que los Andes igualó 1-1 en su visita a Gimnasia (Mendoza) y el sabor agridulce cuesta dejarlo atrás. Si bien arrancó en desventaja, el Rojo cambió su imagen en el complemento y estuvo cerca de ganarlo. Alejandro Noriega, pichichi Mil Rayitas, marcó el gol para Lomas.

Nada que ver el primer tiempo con el segundo. En la etapa inicial se estudiaron tanto que jugaron poco. Y el Lobo mendocino, casi sin proponérselo, se encontró arriba en el marcador. Tras un arraque parejo, el conjunto de Omar Labruna aprovechó una contra y el experimentado César Carranza, entrando por detrás, lograba el 1-0. Injusticia total. Era la primera y única aproximación de Gimnasia en 45 minutos.

Y Los Andes, que había amagado con mostrar mejores cartas, perdió la brújula y confundió el camino. La brecha entre los volantes y la dupla delantera cada vez se hizo más grande, y recién cambió la historia en la etapa final. Es que el ingreso de Juan Manuel Olivares, sumado al posicionamiento de Diego Galeano en tres cuartos de cancha del sector izquierdo, le dieron vida al equipo y Lomas fue. Una y otra vez con secuencia repetida: el 11 le ganaba en todos los tiros a Montiveros, aunque faltaba la última puntada.

Pero la igualdad llegó desde el otro carril. Martínez enganchó al medio, envió el centro al área, Olivares la bajó y Noriega, pegándole con alma y vida, venció al arquero Matías Alasia para dejar las cosas 1-1. Todavía faltaba un cuarto de hora por delante y una hipótetica victoria visitante cotizaba en bolsa. Además, por si fuera poco, Gimnasia jugaba con uno menos por la expulsión del ingresado Lastra. Y el Mil Rayitas insistía. Galeano tuvo la suya, el 1 le sacó una a Olivares y el Lobo pedía la hora.

El final fue emotivo. La pelota se movió de un campo a otro. Maxi Gagliardo, quien cumplió los 100 encuentros con la camiseta albirroja (94 por torneo; 6 por Copa Argentina), le tapó el gol a Espinoza, y Lomas tuvo los últimos tiros de esquina a favor. No obstante, el marcador quedó truncó en empate y Los Andes vuelve de Mendoza sabiendo que el sabor agridulce es difícil de disimular. Merecía más.

 

SINTESIS

Gimnasia y Esgrima de Mendoza (1): Matías Alasia; Maximiliano Montiveros (ST 35´ Yair Marín), Julio Villarino, Federico Pomba, Marcelo Carrizo; Gerardo Corvalán (ST 21´ Neri Espinoza, Fabio Giménez, David Garay; Ernesto Garín; César Carranza y Lucas Farías (PT 27´ Jonathan Lastra). Suplentes: Mauro Leguiza, Yair Marín, Sergio Oga, Ramiro Pereyra y Genaro Vuanello. DT: Omar Labruna.

Los Andes (1): Maximiliano Gagliardo; Emmanuel Martínez, Walter García, Maximiliano García (PT 21` Barreiro), Juan Pablo Segovia; Diego Galeano, Fernando Lorefice, Luis Zeballos (ST Juan Manuel Olivares), Marcos Brítez Ojeda (ST 26´ Diego Cisterna); Jorge Córdoba y Alejandro Noriega. Suplentes: Matías Garavano, Fernando Gutiérrez, Ricardo Vera y Rodrigo Salinas. DT: Fabián Nardozza.

 

Goles: PT 38´ Carranza (G); ST 29´ Noriega.

Amonestados: Farías, Giménez y Garay (G); Zeballos, W. García, Brítez Ojeda, Cisterna y Olivares (LA).

Expulsado: ST 27´ Lastra (G).

Arbitro: Ignacio Lupani

Asistentes: Nicolás Bravo y Hugo Páez.

Cuarto: Jorge Broggi

Estadio: Gimnasia y Esgrima (Mendoza).
 

Sábado 3 de Octubre de 2015 | Fútbol Profesional

subir