Color local

La jornada de ayer tuvo un sabor agridulce: la derrota contra Boca Unidos y, como contracara, el orgullo y la alegría por la medalla de oro obtenida por Yazmín Yafar, representando al club, en los Juegos BA. Además, algunos datos anecdóticos...

 

Por Pablo García

RECONOCIMIENTO A NUESTRA PEQUEÑA-GRAN NADADORA: Yazmín Yafar, ganadora de la medalla de oro en los Juegos BA, fue reconocida por la dirigencia del club, junto a su profesora Vanesa Pedrola, con la entrega de una casaca Mil Rayitas. Con la medalla en el pecho y los brazos en alto, la nadadora de 13 años fue muy aplaudida desde todos los sectores de la cancha al ser la primera campeona de Los Andes en ganar los Juegos Bonaerenses. Yazmín tuvo una linda alegría al compartir el premio con los simpatizantes del club, aunque el  momento fue incomparable a cuando obtuvo la medalla en el Natatorio EMDER (Ente Municipal de Deportes y Recreación) de Mar del Plata al alcanzar el primer puesto en los 100 mts pecho de la categoría Menor-Cadete con un registro de 1:28. “Ya lloramos y nos emocionamos mucho de alegría junto a la profe en la premiación”, dijo Yazmín, a la salida del campo de juego con una imborrable sonrisa. "Aquella fue una definición apasionante. La otra chica le había sacado un cuerpo en los primeros 50 mts, pero Yaz hizo un cierre brillante y ganó de gran manera. Se lo merecía", manifestó la coordinadora Vanesa Pedrola de aquella finalísima. Ahora Yafar, quien comenzó a practicar esta disciplina hace 3 años por su hermana Leila, buscará escribir otra página dorada en los Juegos Nacionales Evita, donde enfrentará a las mejores nadadoras de todo el país.

 

GOLES SON AMORES: Nuevamente el arco que da a espaldas de la calle Portela fue espectador privilegiado de los amagos y remates de Dieguito Galeano. Tras una primera etapa sin demasiados lujos, el delantero se ubicó en el sector izquierdo y comenzó hacer mella en la defensa rival, pero a pesar de las situaciones claras no podía festejar. Finalmente, y de tanto insistir, enganchó nuevamente de la izquierda al centro del área y sacó un fuerte remate para lograr su cuarto gol en el torneo (un total de 7 tantos con la casaca Mil Rayitas), aunque esta vez no alcanzó para la remontada final del equipo.

 

¡CUIDADO CON LA PELOTA!: Justamente Galeano, en el afán de devolver rápido la pelota al campo de juego, le pegó fuerte a la redonda para hacerla rebotar en la pared de la reja perimetral. Pero en su trayecto tuvo mala suerte un fotógrafo, ya que en el rebote recibió el pelotazo en la cabeza. Sorpresa, dolor por el golpe y risas para una situación particular.

 

A LA VANGUARDIA DE LA MODA: Maxi Barreiro finalizó el partido con dos botines diferentes. El utilero lo esperó pegadito a la línea de cal, pero el defensor se conformó solo con cambiar el calzado que le molestaba: justo del pie izquierdo. Hasta el final del partido e imponiendo la avant-garde lució un botín negro, con vivos grises y amarillos, y el otro naranja.

 

REENCUENTROS: Dos ex, uno por cada bando, estuvieron en cancha: Matías Garavano estuvo a los abrazo con sus ex compañeros, al igual que Juan Bravo con los futbolistas Mil Rayitas, a los que también se le sumaron Martín Rose, Guillermo Ojeda y Ariel Barros, quienes por su cariño al club estuvieron siguiendo las acciones del partido desde la platea. Otro personaje reconocido es el Negro RRDT (Ricardo Rodríguez), quien estuvo en un breve período den Los Andes: apenas 7 partidos sin ninguna alegría dirigiendo aquel plantel que finalizó zafando del descenso en la promoción. En cancha, se reencontraron los canteranos de Banfield Pablo Vergara y Diego Galeano, al igual que los de Independiente, Fernando Lorefice y Martín Fabro, quien además se saludó con Juan Segovia, con quien compartió plantel en Atlanta.

 

Domingo 27 de Septiembre de 2015 | Fútbol Profesional

subir