Más vivos que nunca

Por los 32º de la Copa Argentina de Futsal, Los Andes brilló en un gran partido y se impuso 5-2 a Unión de Ezpeleta. Los goles fueron convertidos por Gamarra (2), Gomes (2) y Giannico. El próximo rival será Ferro.

 

Por Leandro García

¿Cómo no emocionarse con este equipo? Si cada vez nos sorprenden más nuestros jugadores, quienes volvieron a dejar la vida para representar de la mejor forma a Los Andes. Y qué manera de hacerlo: en instancias decisivas de Copa Argentina, convirtiéndose en claro dominador del partido y enfrentando a un rival que, además de pertenecer a una categoría superior, en el historial aventajaba por un partido a Lomas.

En la etapa inicial, los Mil Rayitas mantuvieron la redonda a su merced y con agresividad en la ofensiva consiguieron manejar los tiempos del juego y lograr una excelente distribución del balón por todo el terreno. Así se fueron al descanso en ventaja de tres goles. En tanto, el rival quiso avanzar, aunque, la concentración en defensa y en portería pudo más.

En el segundo tiempo, el conjunto de Quilmes salió con otra mentalidad y aprovechó la baja intensidad de Los Andes, por lo que permitió que se adueñarán de la pelota a lo largo de 10 minutos y convirtieran un gol. No obstante, en el arco se encontraba el Mono Zenobi quien pudo lucirse y evitar un mayor descuento en el marcador. Además, metió una contra, donde Gamarra volvió a revivir al equipo y así retomar nuevamente el mando del encuentro hasta el pitido final. “Dale Lomas”, se escuchaba en el banco, en las tribunas y abrazos por doquier de los jugadores. “El abrazo emotivo del final reflejó toda la alegría del equipo”, expresaba emocionado el arquero Mil Rayitas, Laureano Zenobi.

Los dirigidos por Daniel Giannico hicieron historia, el próximo rival de 16º será Ferro, pero primero Camioneros por el torneo.

“Los vi muy metidos a mis compañeros, desde el minuto cero salimos a jugar como una final frente a un equipo de Segunda División. Con esta actitud se les va a complicar ganarnos a los rivales, además nos hizo muy bien el apoyo de los chicos de Tercera que se sumaron a Primera. Creo que al ser de una categoría inferior ellos entraron confiados y nosotros pegamos en los momentos justos, después lo defendimos con todo. Cada pelota recuperada o salvada era un grito de guerra. Estoy orgulloso de mis compañeros que nunca bajan los brazos. En lo personal me siento muy bien dentro de la cancha, estoy trabajando mucho para estar bien físicamente y vestir esta camiseta tiene un plus extra. Ahora se viene Camioneros por el torneo y tenemos que salir a dejar todo para seguir sumando", comentaba el Mono Zenobi al finalizar el partido. 

 

Miércoles 9 de Septiembre de 2015 | Futsal Masculino

subir