Reencuentro de gol

Fabio Pieters y su mural, juntos. Una nota llena de recuerdos y emoción. “Dejó una gran huella en mí”, dice el dueño del grito sagrado del 00`. Todavía lo disfrutan sus hijos y toda la familia Mil Rayitas. Gracias otra vez.

Se emocionan sus hijos. Se emocionan él. Nos emocionamos todos. Parece como si el tiempo no hubiese pasado. Fabio inclina el botín, la estirada de Lema no alcanza y el resto es historia. ¿Te animas a repetir otra vez la escena? “Por supuesto”, acepta Pieters con el retrato de los chicos de Ganando las Calles de fondo. Y la esquina de Pereyra Lucena y Frías vuelve a convertirse en el Centenario de Quilmes. Como te pasa cada vez que cruzás por esa esquina. “Les prometí a mis hijos que ni bien lleguemos a Buenos Aires los iba a traer y acá estamos”, reconoce el hombre-gol mientras hace una visita relámpago por Lomas. Esta es la charla con uno de los jugadores más importantes de nuestro (casi) Centenario.  

 

¿Cómo fue este reencuentro con tu otro yo?

La sorpresa fue cuando me mostraron que estaban haciendo el retrato y es como que volví a vivir otra vez el cariño de la gente. Y ahora verlo es muy gratificante para uno. Yo estoy viviendo lejos de Lomas y dije que cuando haga la primera escapada a Buenos Aires iba a pasar por acá y mostrárselo a mis hijos. Pero la verdad estoy muy emocionado. Para mí es algo muy lindo que se acuerden así por lo que hice adentro de una cancha de fútbol.

¿Y cómo te ves?

(risas) Joven, con pelo... No, la verdad que está muy bien hecho. Tuve la suerte de ver varios retratos que hicieron los chicos de Ganando Las Calles y los recontra felicito porque están muy bien hechos. Se nota que lo hacen con pasión y muchas ganas.

Te deben haber preguntado muchas veces por aquel gol, por aquel partido. ¿Lo seguís soñando? ¿Lo seguís viviendo como si fuese hoy?

Sí, sí. Cada vez que puedo veo la foto, veo el gol. Sin dudas es uno de los más importantes que hice en mi carrera. Me lo demuestra la gente con el afecto que siempre me saluda y mi afecto hacia ellos es totalmente similar. Los Andes y Gimnasia de Jujuy son los dos clubes que guardo el mejor recuerdo, siempre me fijo cómo van, veo qué les pasa. Sinceramente dejó una gran huella en mí.

Hace poquitos festejamos el 15º Aniversario del ascenso a Primera, ¿qué recordas del equipo del Gordo Ginarte?

Todo. Fue el grupo más sano que me tocó compartir. Tenía todo. Compañerismo, ganas, cero egoísmo, que en el fútbol es muy normal, y después Jorge (por Ginarte) nos daba toda la libertad que uno pueda imaginar. Ese equipo se formó para salvarse del descenso y terminamos ascendiendo. Así que demuestra el hambre que teníamos. El que no jugaba era lo mismo que el que jugaba, y creo todos los que hemos estado en ese plantel guardamos una relación de amistad o de cariño por todo lo que vivimos ese año.

No pudiste venir al evento de reconocimiento por razones laborales, pero seguramente lo debes haber disfrutado a tu manera…

Sí, me hubiese gustado estar, pero igual lo seguí minuto a minuto por el Twitter, ví las fotos en Facebook, los videos, se lo mostré a mis hijos... Seguramente no va a faltar oportunidad para que podamos reencontrarnos otra vez.

Mientras hacemos la nota, tus hijos se siguen sacando fotos con el mural…

Es que fue algo muy lindo que me tocó vivir y ellos lamentablemente no pudieron estar en ese momento. El más grande nació en enero del 00`, así que vino con el ascenso bajo del brazo. Pero está bueno que lo disfrutan ahora desde otro lugar.

Contanos un poco de vos, ¿cómo es tu vida en Rojas?

Yo dejé jugar por una lesión en la rodilla, dirigí 3 años la Primera de mi ciudad, después me alejé por problemas personales y este año me enganché con los chicos. Como están mis hijos en las Inferiores, me acerqué y ahora estoy dando una mano. Pero la realidad es que yo me preparé para estar en Primera, y esto lo hago porque están ellos y quise probar cómo era dirigirlos o tratar de enseñarles algo. La idea es que un futuro pueda armar el cuerpo técnico y dedicarme de lleno a eso.

¿Te gustaría volver a Los Andes en otro rol?

Como decía antes, por Los Andes y Gimnasia de Jujuy guardo un cariño muy especial en mi vida, y sin duda es uno de los dos clubes donde me gustaría dirigir.

Hablas bastante con ex compañeros, hinchas Mil Rayitas, ¿qué te cuentan del club? ¿cómo lo ves de afuera?

La verdad es que los sigo mucho por twitter, por facebook y veo un crecimiento constante. Seguí la campaña del ascenso de la B al Nacional, ahora están haciendo las cosas muy bien, y creo que todo sale de lo dirigencial. Se nota que en lo institucional está todo más ordenado y los frutos son el reflejo del trabajo en conjunto, y así siempre es más fácil lograrlo.   

 

FOTO: Postales de un día inolvidable. El recuerdo de la campaña en LA Revista Oficial, las fotos de sus hijos Thomás y Gonzalo, la parodia del botizano.,. ¡Gracias Fabio!

 

Jueves 27 de Agosto de 2015 | Centenario

subir