Color local

Alegría, alegría. El Mago Cisterna sigue haciendo goles claves, esta vez para dejar al equipo cerca de los puestos de elite y torcer la mala racha ante el Albo. Y la leyenda en las remeras de los futbolistas para pensar en el futuro...

 

Pablo García

SEMBRAR, SEMBRAR: El primer equipo de Los Andes ayer lució una remera que implica compromiso, crecimiento y futuro ¿De qué se trata? El “Proyecto ampliación del colegio”, a cargo la Subcomisión de la Obra del Establecimiento Educativo, tiene por objetivo obtener fondos para esta obra fundamental de nuestra institución, con la construcción de más aulas, ya que año tras año aumenta la demanda de matrículas. Por el momento se van a lanzar distintas formas de colaborar, desde unos diplomas hasta unos pins conmemorativos para la construcción de esta obra imprescindible, inclusive en la economía del club. Los socios interesados en ayudar con ideas y proyectos están invitados a participar de las reuniones los lunes a las 19.00 horas en el quincho debajo de la tribuna Portela.

EL DE LOS GOLES IMPORTANTES: Diego Cisterna volvió a convertir en esos partidos y momentos trascendentales, en este caso cuando el equipo lucha por ocupar un lugar en el Reducido. El volante se las arregló en media hora para realizar sus toques distinguidos y hacer mella en el área rival. Un fuerte remate suyo lo desvió Losa hacia un costado. Tras el centro de Linas, la revancha quedó justo en su cabeza para abrir bien los ojos, usar la mente fría y calculadora y mandar la pelota bien lejos de las manos del 1 visitante. Así desató el grito loco en el Gallardón para que Los Andes se quedara con los tres puntos y convertir en lo que el mismísimo Mago denominó que "no venía atravesando un  buen momento futbolístico” pero por suerte ayer se le dio el gol “para alegría de todo el público y el plantel”. Sus otros dos tantos con la Mil Rayitas fueron importantes: en los segundos finales estableció la igualdad ante Gral. Lamadrid que, luego de los penales, le dio pasaje por primera vez a Los Andes llegar a los 32° de final de la Copa Argentina ; mientras el pasado año consiguió el descuento ante Acassuso, equipo escolta de Los Andes, que finalmente llegó a la igualdad con gol de Lorefice para mantener la distancia.

REGRESO A CASA: Si bien no estuvo en cancha, Leandro Corulo volvió al Gallardón después de dos años, pero en esta ocasión para meterse por primera vez en los vestuarios visitantes. El casi centenario defensor (supera los 90 partidos con la casaca mil rayitas) no solo se saludó con dirigentes y allegados sino también con ex compañeros como el Pela Barreiro o el Negro Zeballos y luego se ubicó en la platea para seguir las acciones del juego. Otro regreso fue el de Gastón Losa, quien fue parte del ascenso a Primera pero recién tuvo continuidad en el arco durante la B Nacional. Apenas comenzó el partido recibió los silbidos tras un mal rechazo directo a la tribuna, ganó la sorpresa y el respeto luego de rechazar el cabezazo de Noriega y los remates de Linas y Cisterna. Por suerte no pudo con el cabezazo del mediocampista.

TUERCE LA HISTORIA: Los Andes cortó su racha negativa ante el Albo tras nueve partidos sin conseguir un triunfo (seis victorias y tres empates). En el actual torneo, nuevamente All Boys mostró sacó su chapa y paternidad y se quedó con sus primeros tres puntos, también primera derrota en el campeonato del Rojo. El equipo de Lomas había conseguido su último triunfo en octubre de 2004, con un golazo de Marquitos Britez Ojeda desde fuera del área.

AL LIMITE: Emmanuel Martínez alcanzó el límite de cuatro amonestaciones, como ya lo había hecho el capitán Fernando Lorefice ante Patronato. Otros que deben cuidarse son Maximiliano García y Luis Zeballos con nueve amarillas, quienes al llegar a la décima amarilla solo recibirán una fecha de suspensión.

 

Martes 18 de Agosto de 2015 | Fútbol Profesional

subir