Un elegido

Pieza clave de aquel equipo que logró el ascenso a la B Nacional en la Temporada 2007/2008, Marcos Brítez Ojeda volvió a Los Andes para vestir los colores que mejor le sientan. "Ojalá pueda hacer minimamente lo que hice antes de irme", señaló.

 

Muchos jugadores vistieron la camiseta Mil Rayitas a lo largo de su historia. Muy pocos se dieron el gusto grande de conseguir un ascenso. Y solamente los elegidos llevaron la cinta de capitán alguna vez. Bueno, ese es Marcos Brítez Ojeda. El hombre que se crió en la cantera de Villa Albertina y decidió pegar la vuelta para ayudar desde adentro. "Necesitaba volver", expresó nuestro hijo pródigo.

¿Cómo viviste tu regreso al club que te vio nacer?
Es dificil explicarlo. Siento una alegría inmensa. Cada rincón me hace acordar muchas cosas lindas. Y estoy contento porque se pudo dar. Fue una charla que duró pocos minutos; nos pusimos de acuerdo enseguida. Así que estoy feliz.
¿Te ganaron las ganas?
Fue así. Yo sentía que debía volver. Ojalá que no me haya equivado y sea el momento justo para afrontar este campeonato, que está muy lindo y Los Andes está haciendo bien las cosas.
¿Cómo se veía al equipo de afuera?
Muy bien. Un grupo unido, que siempre está en la búsqueda de algo más. Y eso se nota partido tras partido. Además cuenta con un cuerpo técnico inteligente, trabajador y que lo ha llevado a la B Nacional. Yo vengo a sumar mi granito de arena y tirar para adelante, que es lo más importante.
Nos vamos a encontrar con un Brítez Ojeda más maduro...
Sí, obviamente los pasos que dí en mi carrera me dieron más experiencia, pero lo vivo con tranquilidad. Lo bueno es que la gente me conoce y ojalá pueda hacer minimamente lo que hice antes de irme a Racing.
¿Cómo estás desde lo físico?
Físicamente muy bien. Por ahí me falta desde lo futbolistico porque no vengo jugando, pero la idea es ponerme a punto y que Fabián (por Nardozza) pueda contar conmigo.
Te veíamos seguido en la platea, ¿con qué Los Andes te encontraste?
Con un Los Andes que ha crecido mucho en estos últimos años. Ni bien firmé el contrato me hicieron recorrer las instalaciones y la verdad me da mucha felicidad ver que el club cada día está más lindo.
Ya lograste un ascenso a la B Nacional, ¿el sueño más grande es pegar el salto a Primera?
Es el sueño mío, de mi familia, del grupo y de toda la gente de Los Andes. Pero también tenemos que tener los pies sobre la tierra porque la categoría está muy difícil. Todavía falta una rueda entera por delante y confio plenamente en el plantel.

 

Viernes 10 de Julio de 2015 | Fútbol Profesional

subir