Los tapó el agua...

La intensa lluvia del martes obligó a cambiar los planes. El Milrayitas sólo pudo hacer unos movimientos en el Gallardón y recién el miércoles habrá más novedades sobre el posible equipo. A esperar se ha dicho...

Por Leandro Saltamerenda

Se mantiene el misterio. Y fue por culpa del agua... Sí, la incesante lluvia que cayó este martes por la mañana en el Gran Buenos Aires y alrededores obligó a cambiar los planes en la vida de Los Andes. El Milrayitas se entrenó en el estadio Eduardo Gallardón con vistas al partido con Aldosivi, aunque no pudo realizar los trabajos con total normalidad. Los ensayos de fútbol previstos ante el Selectivo de las Inferiores debieron suspenderse y el entrenador Enrique Hrabina debió conformarse con probar algunas variantes. Veremos qué pasa en la práctica del miércoles antes de viajar a Mar del Plata…
A pesar de las pésimas condiciones climáticas, el conjunto de Lomas se presentó bien temprano en la cancha. Justo cuando las nubes de tormenta empezaban a disiparse, el plantel profesional hizo su aparición en el verde césped del Gallardón. Los ejercicios precompetitivos estuvieron acompañados de una molesta llovizna. Y cuando el trote y las tareas de elongación comenzaron a ser más intensas, las precipitaciones también empezaron a jugar un papel preponderante. Por eso, alguno de los lesionados, caso Alberto Yaqué, se quedaron en el vestuario haciendo kinesiología.
El resto del grupo siguió con la actividad corporal a cargo de los profes Roberto Fernández y Gabriel Denava. Mientras los arqueros Rodrigo Abadie, Walter Cáceres y Luciano Díaz eran peloteados por el Uruguayo Fuentes, los jugadores de campo hicieron un trabajo físico de coordinación y velocidad. Marcos Brítez Ojeda, Gustavo Arce y Julio Caldiero, los tres con molestias musculares, pudieron hacer algunos movimientos, aunque recién en el último día serán exigidos con mayor intensidad para saber si podrán estar presentes ante el Tiburón.
Y la práctica terminó con un rato de fútbol, donde el cuerpo técnico pudo ver en acción a algunos de los averiados y probó algunas variantes. Sin embargo, la lluvia le ganó la pulseada y los trabajos debieron terminar con anticipación. Este miércoles habrá un entrenamiento matutino en el Gallardón, donde Quique y sus colaboradores definirán los últimos detalles. Una vez definida la lista de 18 concentrados, el plantel almorzará y emprenderá su viaje hacia Mar del Plata. Qué sea Feliz…

Miércoles 22 de Octubre de 2008 | Fútbol Profesional

subir