LOS ANDES 2 - PATRONATO 1

Lo ganó con el alma. El Mil Rayitas sacó adelante un partido chivo y dio vuelta el resultado en el final. Los goles fueron convertidos por Walter García y Juan Olivares. Sí, la punta es mía...

 

Pierde y va. Empate y va. Gana y sigue yendo. Pueden ir 5 minutos o 90. Puede estar 0-1 o 2-1 arriba. Pero este Los Andes es así. Un obsesionado por la victoria. Porque ese gol de Juan Manuel Olivares sobre el final es una consecuencia de ello. De sus ganas de ganar. De hacer la difícil y no “firmar el empate”, como suelen hacer muchos equipos en el fútbol actual. El Mil Rayitas volvió a apostar a ganador y se sacó la grande. ¿Cuánto vale este triunfo? La tabla dice que tres puntos. Lo anímico mil…

Jugaron el puntero contra el escolta. La fortaleza de Lomas contra el respeto de Patronato. Y venció el que más lo buscó. Porque más allá de que el Rojinegro estuvo casi media hora en ventaja, el resultado parcial distó mucho de la realidad. El partido, principalmente en la segunda mitad, se jugó en terreno visitante, y Maxi Gagliardo, a excepción de alguna contra aislada, casi no tuvo intervención.

Y en esa búsqueda constante del arco rival mucho tiene que ver Fabián Nardozza. “¿Está loco?”, preguntó un vitalicio con ojos saltones cuando el tablero marcaba el ingreso de Diego Figueroa y la salida de Maxi García. La respuesta es “no”. Y te lo justificamos en una palabra: confianza. La confianza que le demuestra el equipo (en realidad el plantel) partido tras partido.

Era injusto. Ni Los Andes merecía ir perdiendo ni Patronato ganando. Hasta el tanto de Esteban Orfano, que dicho sea de paso fue de rebote, el Mil Rayitas había sido superior. Territorialmente y en situaciones de gol. Pero en el primer tiempo, la suerte no estuvo de su lado. Ale Noriega tuvo dos claritas, Jorge Córdoba otra, y las cosas seguían 0-1.

¿Cuánto duró la tranquilidad de Patronato? El descanso… Porque ni bien pitó Alejandro Castro, Lomas se le fue encima y no lo dejó reaccionar. Lo arrinconó como hace un león con su presa.  Cisterna tuvo el empate en el arranque, Olivares contó con la suya, pero Sebastián Bórtoli parecía inexpugnable.

Pero el desahogo Mil Rayitas llegó. En uno de los tantos centros que llovió sobre el área visitante, Walter García encontró una pelota boyando y le pegó con alma y vida para marcar el 1-1. ¿Conformismo? Error. Los Andes fue por todo.

Con un esquema ultraofensivo y Lorefice y Zeballos multiplicándose por cada metro del Gallardón, el Rojo minó de hombres el ataque (por un momento fue 3-2-5) y tuvo su recompensa en el final. Olivares, decisivo como en todos los encuentros que entró, acompañó la jugada de Noriega, y a otra cosa. 2-1, alegría, euforia, emoción…

Los Andes ganó, estiró la ventaja en la punta y el lunes visitará Floresta con la misma convicción. El partido más importante es el que está por venir…

 

SINTESIS

 

Los Andes (2): Maximiliano Gagliardo; Emmanuel Martínez (ST 6´ Juan Manuel Olivares), Walter García, Maximiliano García (ST 22´ Diego Figueroa), Juan Pablo Segovia; Diego Galeano (ST 11´ Ricardo Vera), Fernando Lorefice, Luis Zeballos, Diego Cisterna; Jorge Córdoba y Alejandro Noriega. Suplentes: Matías Garavano, Maximiliano Barreiro, Fernando Gutiérrez y Mauro Pajón. DT: Fabián Nardozza.

 

Patronato (1): Sebastián Bórtoli; Lautaro Geminiani, Walter Andrade, Carlos Quintana, Lucas Márquez; Esteban Orfano (ST 27´ Lautaro Comas), Marcelo Guzmán, Marcos Quiroga (ST 13´ Leandro Becerra), Matías Garrido; Leonardo Acosta (ST Lucas Mazzulli) y Diego Jara. Suplentes: Agustín Bossio, Marcos Minetti, Matías Mirabaje y Sergio Chitero. DT: Iván Delfino.

 

Gol: PT 42´ Orfano (P); ST 25´ Walter García (LA) y 45´ Olivares (LA).

Amonestados: Galeano, Lorefice y Noriega (LA); Mazzulli y Andrade (P)

Arbitro: Alejandro Castro.

Asistentes: Nicolás Bravo y Hugo Páez.

Cuarto Arbitro: Yael Falcón Pérez.

Estadio: Eduardo Gallardón. 

 

Jueves 26 de Marzo de 2015 | Fútbol Profesional


subir