LOS ANDES 1

Con un golazo de tiro libre de Gonzalo Bustamante en tiempo de descuento, el Milrayitas consiguió un empate en el debut de Enrique Hrabina como técnico y cortó una racha de seis derrotas al hilo.

Por Leandro Saltamerenda

lsaltamerenda@clublosandes.com

No quería entrar. Primero fue por una buena respuesta del arquero Lucas Ischuk. En la jugada siguiente fue por culpa del maldito palo que se atravesó en el remate de Gonzalo Bustamante. Después, por una salvada en la línea de Javier Páez y otra gran intervención del 1 ante el enganche del Milrayitas. Y era así, no quería entrar. Porque en el segundo tiempo, la historia tampoco parecía cambiar. Los Andes generaba peligro y no convertía. Es verdad, también era por errores propios. En el fútbol, no todo se lo podés atribuir a la suerte y a las virtudes ajenas. Como en los partidos anteriores se seguía con la pólvora mojada. En cambio, Atlético Tucumán, sin hacer un gran partido, se llevaba un premio demasiado grande de Lomas. En la primera jugada que tuvo, el Decano facturó y a otra cosa. Esa era la realidad, el local perdía y la amenaza del descenso presionaba cada vez más. Sin embargo, en el último minuto de descuento apareció el pie salvador de Bustamante y chau maleficio. El 10 se hizo cargo del tiro libre y la clavó en un ángulo. Fue un golazo; un desahogo. Si bien, a esta altura del torneo, el triunfo se necesita en forma urgente, el empate no cayó tan mal. Se cortó una racha negativa de seis derrotas al hilo, el ciclo de Enrique Hrabina comenzó con el pie derecho y el público despidió al equipo con algunos aplausos. No es poca cosa. Esperemos que este 1-1 sea el inicio de un nuevo camino…
Fue el destino. Gonzalo Bustamante era el único que podía quebrar la resistencia de Ischuk. Por guapeza, desequilibrio, inteligencia, sacrificio. Sí, justo él, el mismo que debutó en Instituto de la mano de Quique Hrabina. Qué coincidencia. En la tercera que tuvo, el volante la mandó a guardar. Fue la vencida. En el primer tiempo había tenido dos claritas, pero entre el palo y el pecho del portero visitante se lo negaron. Y de tanto ir a buscar, el cordobés tuvo su recompensa con un tiro libre majestuoso. En Lomas no está Riquelme, tampoco Verón ni Adrián González. Está Bustamante. Con eso alcanza. El cordobés, bien acompañado por el bendito spray para marcar la distancia en las barreras, le pegó con alma y vida, y adentro. Era el gol del empate; llegaba en el momento menos pensado. Hasta ahí, Los Andes había sido superior. La propuesta del Ruso fue clara y tuvo su rédito en los primeros minutos. El Milrayitas contó con varias ocasiones para ponerse arriba, aunque pasó lo de siempre. Falló en la estocada final y, el Decano, en la primera situación que creó, no lo perdonó. Claudio Sarría encontró un rebote en el área chica y marcó el 1-0. Otra vez abajo, otra vez a remar contra la corriente. Y con un clima externo bastante complicado. Porque el grito ensordecedor del público se trasformó en un murmullo insostenible. Se volvía a caer y había indignación…
En el primer tiempo, el local fue paciente, en el complemento, todo lo contrario. El nerviosismo generalizado le jugó en contra y, el conjunto de Lomas fue al ataque por inercia, por la garra que lo caracteriza. Hrabina quemó sus últimos cartuchos y mandó a la cancha a Daniel Fernández y a Enzo Pelosi. El Pelado aportó frescura; el ex Olimpo mucha movilidad. Los Andes dejó el 4-3-1-2 y pasó a un 3-3-1-3, con un Cristian Vega más preocupado por atacar que defender. El CALA estaba jugado. Por eso, no sorprendieron algunos sobresaltos en el arco de Cubito. En tanto, Atlético Tucumán apostaba a la contra y seguía perdonándole la vida. Pero llegó el golazo de Bustamante y a otra cosa. Se sufrió. Se consiguió el empate en el final. Se sumó un punto. Se cortó la racha. Y los principales rivales en la lucha por no descender perdieron. Todo va muy rápido. Ya pasó el debut del cuerpo técnico y ahora se viene el partido con Quilmes. Esperemos que se haya abierto el arco y que esta igualdad sea el comienzo de un nuevo rumbo…

Sintesís

Los Andes (1): Walter Cáceres; Cristian Vega, Julio César Caldiero, Mariano Sardi, Julián Bogao; Darío Ruiz (75´, Enzo Pelosi), Marcos Brítez Ojeda, Elvio Fredrich (67´, Jonathan Baldo); Gonzalo Bustamante; Alberto Yaqué (67`, Daniel Fernández) y Juan Martín. Suplentes: Rodrigo Abadie, Matías Maidana, Javier Bergés y Gustavo Arce. DT: Enrique Hrabina.

Atlético Tucumán (1): Lucas Ischuk; Diego Reynoso, Javier Páez, Martín Matos; César Montiglio, Martín Granero (61` Diego Erroz), Damián Musto, Sebastián Longo; Claudio Sarría; Josemir Lujambio (76` Alexis Castro) y Luis Rodríguez (26` Leopoldo Gutiérrez). Suplentes: José Valdivieso, Nicolás Dematei, Ezequiel Arriola y José Arriola. DT: Héctor Rivoira.


Goles: 30` Sarría (AT); 93` Bustamante (LA).


Amonestados: 13` Fredrich, 87` Brítez Ojeda y 93` Bustamante (LA); 38` Montiglio (AT).


Arbitro: Alejandro Castro.


Asistentes: Héctor Castellanos y Fabio Quiroga.


Recaudación: $ 10.823.


Estadio: Eduardo Gallardón (bueno).

Sábado 4 de Octubre de 2008 | Fútbol Profesional

subir