El Historial

Primera vez que se ven las caras. Santamarina y Los Andes abren las estadísticas en Tandil. Repasamos los orígenes del Aurinegro y algunos jugadores que vistieron ambas camisetas.


Por Pablo García

HISTORIAL

Este sábado disputarán el primer encuentro oficial entre ambos equipos, tras el pitazo de Nicolás Lamolina. El Club y Biblioteca Ramón Santamarina nació en la ciudad de Tandil cuatro años antes que Los Andes y fue uno de los creadores de la Liga Tandilense de fútbol en 1919.

Cuando el Mil Rayitas militaba en la Segunda División (vieja Primera B) y ya había festejado grandes alegrías, como los dos ascensos a Primera, el conjunto tandilense participó del Campeonato Nacional 1985, último que se jugó en máxima categoría de AFA, ya que a partir de la siguiente temporada estaba establecida la reestructuración de los torneos y la participación orgánica de los equipos indirectamente afiliados. En dicho certamen comenzó a codearse por primera vez con equipos de la máxima categoría, luego de jugar toda su vida en la liga local y algunos del interior, y tras lograr pasar a la rueda de ganadores por los triunfos ante Platense y Racing de Córdoba (a su vez fue derrotado por Estudiantes de La Plata), cayó ante Independiente por eliminación directa.

Luego de una crisis financiera que lo llevó a la quiebra, el Aurinegro se pudo levantar y lograr participar del Torneo Argentino B, para cuatro años más tarde (2010) ascender al Argentino A. Mientras el Milrayitas no podía pasar la fase inicial de la Copa Argentina, lo más significativo de Santamarina era nuevamente el reconocimiento, al haberle traído un dolor de cabeza a Boca Juniors en la Copa: casi da el zarpazo, la hazaña. En Salta, Martín Michel abrió la cuenta para los tandilenses, donde jugaban Ignacio Celaya y Cristian Vega (ambos ex Los Andes), y establecía la paridad Roncaglia. Así, el Xeneixe recién pudo superarlo en los penales y más tarde se consagraría campeón.

El 2014 los comenzó a unir a ambos conjuntos: el Aurinegro obtuvo el pasaje al Nacional en el primer semestre. Una de sus figuras, Diego Galeno, aterrizó en Lomas tras la adjudicación del título. El movedizo delantero, devenido en volante de la mano de Fabián Nardozza, también fue fundamental para la consagración de Los Andes, que regresó a la categoría que lo vio nacer.

 

Viernes 20 de Febrero de 2015 | Datos y Estadísticas

subir