El padre de la criatura

"Es merito del trabajo, merito del querer", dice Fabián Nardozza, el capitán del barco de un equipo, que se metió en el corazón de todos.

 

Habla Fabián Nardozza, pero tranquilamente podría hacerlo su ayudante el Colo Moramarco. O los profes Pablo Marchionni y Nico Paz. O mismo Guille Crudo, el otro ladero inseparable. Los cinco integran este quinteto que llegó con hambre de gloria el pasado 17 de febrero de este año y nueve meses más tarde cumplió el sueño de todos. Los Andes es Nacional y Fabián Nardozza el padre de la criatura. Gracias por esta alegría…


¿Se puede explicar con palabras este logro?
Y es complicado. Sinceramente recién ahora puedo disfrutar este proceso porque siempre pasaban cosas. Porque te empatan, o llueve, o tenés un expulsado y no podes dejar de pensar un minuto en lo que se viene. Y hoy, la verdad, veo a toda la gente saltando, festejando y me pone más que nada orgulloso del plantel que me trajo hasta acá y me hizo salir campeón. Es una sensación muy linda la que estamos viviendo.

Tuvieron la posibilidad de darle continuidad a la base del plantel anterior y se retocó muy poquito, ¿ahí estuvo la clave?
Cuando los logros se consiguen es mérito de todos. De los dirigentes por creer en un trabajo, en apostar a un cuerpo técnico y al grupo. Siempre cuando vos venís de un equipo, que supuestamente es más chico, la gente o el ambiente piensa que no tenés capacidad para dirigir un grande, y me pasó en la mayoría de los equipos que voy y dicen “Nardozza no está para los equipos grandes”.  Y desde mi lugar digo que los dirigentes creyeron en este equipo de trabajo, en la forma de laburar y con la mayor humildad, empezamos a armar un plantel que a mi me dio un montón de cosas. Se que el torneo pasado no entramos al Reducido y eso nos hizo dar un pasito atrás. Pero hoy dimos dos para adelante y por eso es mérito de los dirigentes por creer en algo y un mérito enorme de los jugadores. Yo antes de salir a la cancha les dije a los chicos que se me venía a la cabeza esa imagen de la pretemporada que los levanté temprano, era de noche y ninguno dijo nada, no se quejó nadie. Yo sabía que con trabajo y humildad iba a darse y por suerte se dio. Es un cuento con final feliz.

Y ese cuento fue feliz de principio a fin. En la Zona “A” hubo mayor paridad y acá un dominio de punta a punta…
Sí, creo que no quedaron dudas. Este fue un plantel, que jugó prácticamente en todos los partidos el mismo equipo. Por eso, insisto, es merito del trabajo, merito del querer, merito a nunca bajar los brazos y por ahí, dejar el ego de lado y priorizar el grupo.

¿Cómo se hace como técnico decir “apuesto al equipo de memoria” y mantener al resto felices y a la orden del día?
Yo digo que lo más difícil que tiene un entrenador es convencer al que lo escucha. Y creo que ahí estuvo la clave. Convencer a los 31 y decirles que no pueden jugar los 31, pero que creía a muerte en ellos. Yo iba a dar todo lo que tenía por ellos, y ellos demostraron también que dieron todo por nosotros. No se guardaron nada.

¿Qué es ser técnico para vos?
Ser técnico, en mi caso, es no disfrutar nada, descansar seis horas y el resto del día estar pensando en lo que tenés que hacer. Por eso hoy doy un paso al costado, y me doy el gusto de vivirlo a mi manera. Ver a mis hijos festejar en la cancha me hace saber que uno hace las cosas por ellos y que se sientan orgullosos de vos me llena de felicidad. Son esos pequeños placeres que te da la vida.

Ratificaste lo que pensabas antes de venir al club, ¿Cómo ves a Los Andes desde adentro?
Lo veo como un club grande, que precisaba orden, precisaba creer en algo, necesitaba entender que no todo se consigue con plata, y de a poco todos nos comprometimos a ir para el mismo lado. Como dije, es mérito de los dirigentes que creyeron en nosotros, que creyeron en los jugadores y la verdad que este plantel es un poco como la gente de Los Andes. Sufrida, humilde, que hacía mucho tiempo que no festejaba y hoy me parece que coronamos lo que venimos a buscar. Vinimos a Los Andes para ser campeón y fuimos campeones.

 

 

Viernes 21 de Noviembre de 2014 | Fútbol Profesional

subir