Un 10 para el 9

Autor del empate y el segundo, Alejandro Noriega nos contó cuál fue la clave del triunfo, analizó el ascenso y agradeció el apoyo de la familia Milrayitas. Muchas gracias campeón.

 

Por Matías Cala

¿Cómo te levantaste desde lo anímico luego del penal contra Italiano, para convertir dos goles y ser la figura del equipo?
La clave está en el grupo humano de compañeros de trabajo. La verdad que cuando terminó el partido los primeros que me vinieron a hablar y abrazar hasta que me fui fueron ellos.

¿Y cómo viste a Los Andes con Almagro?
Tuvimos momentos buenos, otros momentos nerviosos. No era fácil, sabiendo que tenías que ganar para salir campeón que te metan un cachetazo como lo hicieron es muy difícil, pero este grupo demostró durante todo el año que hemos salido muchas veces adelante cuando estábamos abajo, y la verdad que estábamos todos muy tranquilos.

¿Sentiste también ese apoyo por parte de la gente?
La verdad que lo de la gente es increíble. Cuando llegué a mi casa revisé mi Twitter, hay cosas que no tienen precio, que no se compran con nada y es el cariño que me tiene la gente de Los Andes. Yo siempre hablo del cariño recíproco que tengo con la gente de Flandria, y no me había pasado de nuevo que me tengan el mismo cariño.

¿Por qué crees que te tiene mucho cariño la gente de Lomas?
Sé que tengo mil errores, pero algo bien debo haber hecho para recibir tanto cariño por parte de todos los hinchas de Los Andes. Y todas esas cosas, con todos los nervios que tenía antes del partido me daban confianza porque sabía que iba a tener revancha. Y es así; cuando haces las cosas bien siempre tenés revancha.


 

Viernes 21 de Noviembre de 2014 | Fútbol Profesional

subir