Apostillas

Toquecito por acá, toquecito por allá. Lo que quedó en el tintero del partido ante Susso. Los goles de Cisterna y Lorefice, la salida anticipada de Lomas, el apoyo de sus compañeros y mucho más.

 

Por Pablo García

NO ESTÁ MUERTO QUIEN PELEA: Los Andes entró a jugar al ritmo que le proponía el local y dos tiros de esquina, dos desatenciones, parecían fatídicas para el equipo de Lomas. En la misma cancha, los simpatizantes locales no pedían atacar o contragolpear sino apenas algún corner más. El rival más inmediato y escolta se estaba quedando a un solo punto del líder. “Fue duro. Nos equivocamos en el primer tiempo, pero en el complemento demostramos que estamos vivos y volvimos al camino y rumbo del juego”, dijo sobre el final del partido el estratega de Los Andes, Fabián Nardozza, quien para el complemento le dio una lavada de cara a su conjunto. Así el Milrayitas demostró por qué es el puntero: fútbol, orden y garra. El inmediato tanto de Diego Cisterna daba aire y el grito del capitán Lorefice despertó el desahogo de todos, dentro y fuera de la cancha, que estalló en algunos hasta con lágrimas de alegría. La igualdad se festejó infinitamente en el vestuario, la alegría por mantener la distancia con Susso parecía no tener fin. El Milrayitas vuelve airoso de una batalla épica en medio de la lluvia. Sin embargo, el equipo sabe que la guerra no está ganada. Aún faltan los tres últimos escalones…

GOLES SON AMORES: Seguramente los viste y viviste una y otra vez por alguna plataforma de internet, además de televisión. En un momento clave llegó el primer tanto oficial con la Milrayitas de Diego Cisterna, quien en el complemento hizo mella en el sector derecho. Sin embargo, vale aclarar que fue fundamental el desborde de Galeano, quien a pesar de ser diestro genera las situaciones de gol por izquierda, como los dos últimos goles de Ale Noriega. El delirio del equipo y todos los hinchas de Lomas llegó con el gol de Fernando Lorefice. Tras una gran jugada de Franquito Ruibal, el capitán remató en primera instancia potente al arco, volteando a Pedreira, y luego recogió el revote y la colocó a un costado del arquero. Golazo, para gritarlo con el alma. El volante llegó a su segundo tanto en el torneo (el otro ante Villa San Carlos) y alcanza a 7 en su haber con la Milrayitas.

ANSIEDAD: Fernando Lorefice arengó a sus compañeros, previo a saltar al campo de juego. Con el ánimo bien alto los futbolistas salieron de la manga y saludaron a los dirigentes y compañeros fuera de los 18 que estaban apostados detrás del arco a espaldas de la vía. Pero ¿dónde diablos están los árbitros y el rival? Claro, faltaban 10 minutos para el inicio y un productor de la señal TyC Sports encaró desesperado a los jugadores de Los Andes para que volvieran al túnel porque no se había iniciado la transmisión. Así, el equipo salió por segunda vez desde los vestuarios antes del encuentro. ¿Deja vu? Lo mismo había ocurrido en 2013 justamente ante Susso, cuando hacía las veces de local en Caseros, y que también fue televisado. En esa oportunidad cayó Los Andes con el único tanto de Salomone. Cuando ayer el Milrayitas estaba dos goles abajo comenzaron a merodear aquellos viejos fantasmas pero Cisterna y Lorefice, nuestros Bill Murray y Dan Aykroyd, llegaron a tiempo para cazarlos…

APOYO INCONDICIONAL: Sin público visitante, los futbolistas del CALA que quedaron fuera de los 18 en campo estuvieron respaldando a sus compañeros a puro aliento. Apenas saltaron a la cancha se comenzó a oír: “me voy a ver a Lomas porque los jugadores me van a demostrar, que salen a ganar, quieren salir campeón”. Sus compañeros respondieron en el campo y el delirio, los cantos, los gritos de alegría por haber levantado el resultado hasta un empate se trasladaron a los vestuarios. La unión hace la fuerza…

ALTAS LLANTAS: En general, los periodistas deportivos son enfocados por la televisión de la cintura para arriba. Por eso no llama siempre la atención que Eduardo Ramenzoni siempre combine su saco, camisa y corbata con calzado deportivo. Esta vez no tuvo las zapatillas chillonas fluorescentes que lució en el último partido que comentó en Lomas, pero tiró una fantasía para estar bien cómodo.

EL TIEMPO NO PARA: El plantel de Los Andes ya está pensando en su próximo rival. El partido será ante la UAI Urquiza el martes 4 de noviembre a las 16.30 en Lomas.

 

 

Domingo 2 de Noviembre de 2014 | Fútbol Profesional

subir