LOS ANDES 1

Gritó en casa. El Milrayitas volvió a ganar de local y mantiene la diferencia de 4 puntos sobre Acassuso, próximo rival. ¿El gol? Ale Noriega, de cabeza.

 


Hizo lo que tenía que hacer. Ganó el partido que tenía que ganar. En su casa. Después de tres empates consecutivos en el Gallardón. Sí, los tres puntos se quedaron en Lomas. Y cómo se festejan. Con brazos en altos, camisetas al viento, todos abrazados. Los Andes está un poquito más cerca. Dio un paso fundamental en su sueño llamado Nacional. Y ahora se viene Acassuso, ni más ni menos…

Arrancó con todo. Como si supiera que minutos más tarde las noticias de Berisso no iban a ser alentadoras. Pero al Milrayitas no le importó. Volvió a ser el Los Andes agresivo y equilibrado de las primeras fechas y rápidamente se puso en ventaja. Diego Galeano metió fantasía por la izquierda, envió el centro y Alejandro Noriega, otra vez decisivo, marcó el camino. “Hacía allá vamos”, dijo. Y todos se unieron en una montaña humana de festejos.

Los Andes ganaba con autoridad. Tocaba, por momentos regalaba lujos y hasta merecía el tercero antes que el segundo. El arquero Desabato se lo negó a Galeano y después agigantó la figura con una doble tapada ante Noriega y el Chipi Vera.

Pero lo impensado ocurrió. El árbitro Pablo Giménez se vio obligado a detener el encuentro por incidentes en las tribunas (100% repudiable) y tras la reinundación, al conjunto dirigido por Fabián Nardozza le costó ser el mismo de antes.

¿Habrá sido por la impotencia vivida? Seguramente. Lo cierto es que el Rojo tardó en calentar la máquina y recién volvió a aproximarse al área rival cerca del descanso. ¿La más clara? Un remate cruzado de Diego Cisterna que salió desviado.

En la segunda mitad, con Platense arriesgando un poco más, Los Andes encontró espacios, pero no supo cómo definirlo. Fernando Lorefice, el hombre de los cien pulmones, apretaba bien sobre la defensa rival y el Calamar, que amagaba con lastimar, caía en los intentos. Nada. El partido se jugaba mucho en el medio y la única aproximación que tuvo la visita fue un tiro libre de Trapito Vega que Maxi Gagliardo mandó al córner.

Así, el tiempo transcurrió, Nardozza quemó los cambios y el ingreso de Damián Luna le permitió a Los Andes tomar confianza con la pelota y respirar lejos su valla. ¿Fue justo el triunfo Milrayitas? Claro que fue justo. Porque el Rojo demostró estar a la altura de la circunstancias y superó una prueba de fuego en el Gallardón. El sábado se viene Acassuso: ¿final anticipada? No señor: uno de los cuatro pasitos que restan para pegar el salto más alto…


 

SINTESIS

Los Andes (1): Maximiliano Gagliardo; Emmanuel Martínez, Maximiliano García, Daniel Franco, Juan Pablo Segovia; Diego Galeano (ST 14` Gregorio Abregú), Fernando Lorefice, Luis Zeballos, Diego Cisterna (ST 40` Gustavo Ruiz Díaz); Ricardo Vera (ST 27` Damián Luna) y Alejandro Noriega. Suplentes: Federico Díaz, Maximiliano Barreiro, Mariano Barale y Martín Rose. DT: Fabián Nardozza.

Platense (0): Andrés Desábato; Federico Briones (ST 38` Catriel Lucero), Walter Gómez, Cristian Tavio, Iván Nadal; Nicolás Morgantini, Emiliano Gianunzio (ST 8` Julián Acosta), Dante Zuniga, Walter Ortíz (ST 28` Emanuel Alegre); Pablo Bueno y Daniel Vega. Suplentes: Claudio Flores, Diego Molina, Luis Meza y Franco Cabral. DT: Mariano Rukavina.


Gol: PT 5` Noriega (LA).

Amonestados: Martínez, García y Luna (LA); Briones y Tavio (P).

Arbitro: Pablo Giménez.

Asistentes: Octavio Stewart Usher y Osvaldo Marconi.

Estadio: Eduardo Gallardón.

 

Lunes 27 de Octubre de 2014 | Fútbol Profesional

subir