Historias de vida

Un día diferente para nuestros alumnos del último año del Colegio Ejército de Los Andes. Este martes recibieron la visita de integrantes del plantel profesional y mantuvieron un grato encuentro. Inolvidable.

 

De un lado, alumnos. Del otro, futbolistas. Mano a mano. Frente a frente. Separados por un pupitre. El primer piso del Colegio Ejército de Los Andes fue el escenario elegido para albergar un encuentro que seguramente será recordado por todos. Chicos, docentes, autoridades escolares, dirigentes y también jugadores. Claro que sí: inolvidable.

“Historias de vida”, es el título de esta nota. Y estamos orgullosos de que puedan compartirse en nuestro club. Luis Bevacqua, Oswaldo Blanco, Juan Bravo, Mariano Caporale, Martín Rose y Andrés Soriano participaron este martes de una charla junto a egresados del turno mañana. Además asistieron el presidente Carlos Sierra, el secretario Hernán Celona, el vocal Ezequiel López, la directora Susana Berta y Graziela Speziale, representante legal. Anécdotas, experiencias y mucho más…

Al principió costó romper el hielo, pero los testimonios no tardaron en sucederse. El Pollo Soriano contó las dificultades de sus primeros años en Buenos Aires lejos de su Córdoba natal. O mismo los colombianos Blanco y Bravo que tuvieron que recorrer miles y miles de kilómetros para “cumplir el sueño”, como remarcó el delantero. “Todo es posible si hay sacrificio, humildad y fe”, destacó su “hermano” (así se llaman mutuamente) Juan.

“La idea era contarles un poco nuestras vivencias, cómo llegamos a ser profesionales y también decirles que muchos de nosotros día a día nos seguimos preparando para el futuro. No se olviden que la carrera del deportista es corta, tiene vida útil y no vamos a poder seguir jugando hasta los 50 años como pasa en otras profesiones. Entonces, está bueno que sepan, que si bien vivimos de esto, también nos formamos como ustedes”, profundizó Caporale, futuro abogado y uno de los consejeros más buscados por juveniles y compañeros dentro del vestuario.

Inevitable. Educación - formación fueron algunos de los temas a tocar. Así como el defensor emprendió una carrera universitaria, el Mellizo Soriano probó suerte con contaduría, Luchito Bevacqua se recibió de repostero (“me lo inculcó mi vieja”, reconoció) o Martín Rose, quien aseguró que el año próximo iba “a comenzar periodismo deportivo”. “Nuestro mensaje es ese. Que hagan los que más les guste”, expresó el Pollo.

Como broche de oro y antes de cruzar comentarios futboleros con las mellizas Marín (recordar: http://www.clublosandes.com/index.php?o=detalle_noticia&id=6814), los jugadores hicieron entrega de una camiseta autografiada por todo el plantel para que los chicos puedan sortearla y recaudar fondos para el viaje de egresados a Bariloche. Completo. Historias que pasan en Los Andes y van más allá del fútbol. A los hechos nos remitimos…

 

 

Miércoles 16 de Abril de 2014 | Area Educativa


subir