Tiene un plan

Hoy arrancó la pretemporada de Los Andes en el Centro de Formación Gabriel Calderón y el preparador físico Walter Occhiato nos pone en situación. "Queremos llegar rápidos y livianos al primer encuentro", anheló.

 

¿Qué evaluaciones haces a 10 días de iniciada la preparación?
Arrancamos bien, con un ritmo de entrenamiento muy fuerte. Eso era algo que habíamos hablado con los jugadores antes de las vacaciones y respondieron. Durante el receso les dimos un trabajo específico que nos permitió darle intensidad a las prácticas pensando que el torneo iba a empezar el 25 de enero. Pero bueno, después al saber que la fecha de inicio se reprogramaba un par de semanas más hicimos un par de modificaciones y hoy nos enfocamos más a lo que es velocidad, coordinación, tareas con pelota… Desde lo físico son ejercicios muy intensos, pero cortos. Queremos llegar rápidos y livianos al primer encuentro.

¿Viene bien que se haya extendido la fecha de reinicio o después al analizar el calendario los partidos son cada vez más apretados?
No, viene bien. Lógicamente el calendario va a ser más apretado, pero desde la planificación nos sirvió. No tanto desde lo físico, porque yo se como está el plantel, pero sí nos permite trabajar más en lo táctico, con el equipo. Y el tema de acumular partidos sabíamos que iba a ser así. Está el Mundial, la Copa Argentina, los tiempos corren.

¿Cuánto importante es el aporte de un nutricionista desde su área?
Sí, es muy importante. No mucho clubes se pueden dar el lujo de tener un nutricionista y Los Andes lo tiene. Como así también tenemos todos los días una especie de desayunador muy completo, con cereales, frutas, yogurt. Y lo que hace el nutricionista es controlar a cada jugador por jugador, hacerle los estudios correspondientes de masa muscular, porcentaje graso. Trabaja en conjunto conmigo porque los jugadores son diferentes y hay que estar atento a todo.

La pretemporada arranca con el grupo armado, ¿es un punto a favor para la preparación?
Seguro, es una ventaja. Además los dos refuerzos llegaron bien, terminaron jugando, entonces no tenes que hacer tareas específicos para que se pongan a punto porque están en perfectas condiciones. Es un plus que tenemos.

A Mauro Pajón lo conoces, ¿qué nos podes decir de él?
Sí a Mauro lo tuve en Merlo en la B y en el Nacional y después lo llevamos a Chacarita. Es un jugador que sabemos lo que nos puede dar. Un mediocampista interesante, que maneja los dos perfiles, tiene buen remate de media distancia, lastima de pelota parada… Espero no equivocarme, pero creo que le va a dar muchos frutos a Los Andes.

¿En qué va a consistir esta segunda etapa de preparación?
Va a ser más intensa pero no en cuento a cargas porque venimos trabajando fuerte. La idea es meter dobles y triples turno de entrenamientos, partidos amistosos, muchos ejercicios tácticos para que Felipe (por el entrenador De la Riva) pueda trabajar con todo el grupo.

Por tercera vez consecutiva el destino es el Centro de Formación Calderón, ¿por qué allí?
Porque es un lugar bárbaro y que tiene todas las condiciones. Los jugadores van a poder descansar bien, van a comer bien, tienen canchas de Primera, un lugar de entrenamiento óptimo… Personalmente creo que en la categoría no hay muchos equipos que tengan la posibilidad de hacer la pretemporada en un lugar así.

¿Qué esperas para lo que se viene?
Seguir trabajando como lo venimos haciendo hasta ahora. El grupo está bárbaro, muy metido y con unas ganas impresionantes. Todos sabemos que estamos en un club grande y el objetivo es pelear arriba. Además, antes del inicio del torneo tenemos el partido de la Copa Argentina, que para nosotros también es muy importante. Entonces no podemos aflojar. Hay que seguir igual y más. 

 

Lunes 13 de Enero de 2014 | Fútbol Profesional


subir