Informe: cuarto día de pretemporada

¿Quiénes pagarán el asado?

Por Leandro Saltamerenda

Lsaltamerenda@clublosandes.com

El sol comenzaba a salir por Cañuelas y las nubes de frío de a poco se iban disipando. La tranquilidad y el canto de los pájaros otra vez acaparaban la escena. Y ellos ahí estaban, vestidos con su clásica ropa de entrenamiento y  con su ilusión a cuestas. De repente, Mariano Sardi lanza la convocatoria y el “vamos muchachos que ya empezamos”  surte efecto. El sueño no parece ser una excusa y todos los jugadores se dirigen al campo de deportes. Allá los esperaba el cuerpo técnico y dos horas de práctica exigente. Así, y después del desayuno, el plantel de Los Andes puso en marcha el cuarto día de pretemporada en SMATA.
Como es habitual, los trabajos físicos comenzaron antes de las 9 de la mañana y la entrada en calor consistió en un trote liviano. El preparador físico David Regueiro dividió a los futbolistas en tres grupos según su masa corporal y organizó una actividad en tres partes. En el primer segmento se realizó un ejercicio de potencia con trineo, luego saltos y transferencia de velocidad, y para culminar, sentadilla y movimientos de coordinación. Maximiliano Natalicchio, quien se recupera de una pequeña contractura, se entrenó diferenciado al igual que en los últimos días. Sobre el final de la práctica y antes de finalizar el fútbol reducido, el defensor Patricio Grgona, quien será operado el martes 29 de julio de una lesión en el hombro, hizo su aparición por el predio y se sumó a la delegación. De esta forma, el Pato compartirá con sus compañeros el resto de la estadía en Cañuelas.
En tanto, pasadas las 16 y luego de una siesta tentadora, el Milrayitas se sometió al entrenamiento vespertino. Primero hubo un precalentamiento con pelota y a continuación se desarrolló el llamado juego del área, que consiste en repetir acciones futbolísticas (centros, remates), en distintas zonas prefijadas por el cuerpo técnico. Participaron los mismos equipos que se formaron el primer día de pretemporada y como quedó pactado, el conjunto que sume menos unidades en toda la pretemporada, será el encargado de pagar el asado al resto del plantel.
En las últimas horas el arquero Walter Cáceres, proveniente de Estudiantes (Buenos Aires) y a quien Rodolfo Della Picca conoce de su paso por el Pincha, se entrena con el grupo y podría convertirse en próximo refuerzo del Milrayitas. Así, Los Andes sumaría otro jugador de experiencia para la B Nacional que se viene.
 

Jueves 17 de Julio de 2008 | Fútbol Profesional

subir