Sabado de ilusión

Puede ser un gran día. Los Andes se consagrará campeón en Octava si vence a Villa Dálmine o su escolta Temperley no suma de a tres ante Comu. La previa con nuestros chicos. Vamos por todo.

 

Los que peinan canas y caminan a diario los rincones de Villa Albertina dicen que es algo histórico. Que no recuerdan una categoría Milrayitas con semejante campaña. 16 triunfos, 3 empates, 2 derrotas, 56 goles a favor, 16 en contra y la oportunidad de gritar “campeón”. Sí, la Octava División depende de sí mismo para dar la vuelta. Con un triunfo ante Villa Dálmine o un paso en falso del escolta Temperley (debe vencer a Comunicaciones) le basta para cumplir el sueño. No falta nada. Solo restan horas para los padres copen la Villa y disfruten. “Queremos que vengan a acompañar a los chicos. Sabemos que es algo muy lindo y un acontecimiento que pocas veces puede darse. Ojalá podamos lograr algo que venimos persiguiendo desde el primer día”, anhela el entrenador Luis Romero. Es este sábado. Sábado de ilusión…
 
Hay nervios, pero también confianza. Y mucha. El Milrayitas acumula seis triunfos consecutivos y buscará ante los de Campana el más importante. “Lo esperamos con mucha ansiedad. A la noche a veces no puedo dormir”, reconoce Cristian Collman, figura y goleador del equipo con 20 tantos. “Mi inspiración es el Kun Agüero. Soy un delantero con mucha velocidad y muchos goles”, se presenta con cierta timidez. Pero cuando le hablan de Lomas se suelta. No hay silencio que lo detenga. “Soy hincha de Los Andes desde la cuna y sueño con ser campeón con esta camiseta”, agrega. 

A un costado espera su turno Lucas Berajano, el arquero estrella. “Estamos muy bien. Tenemos una defensa muy fuerte y arriba lo mismo. Por algo somos el equipo con más goles y uno de los que menos le convirtieron”, destaca nuestro admirador de Agustín Orión y Marcelo Barovero. “Pasamos algunos momentos duros en el torneo, pero lo pudimos sacar adelante. El partido clave fue con Tristán Suárez. Ese día perdimos 4-1 y dijimos ‘nos tenemos que poner las pilas, sino no vamos a llegar a nada’. Y acá estamos”, recuerda.

El tercer protagonista en cuestión es Miqueas Marín, capitán y líder por naturaleza. “Yo estoy tranquilo. Llevar la cinta no significa nada. Como digo siempre lo más importante es el equipo. Sin 11 jugadores no hacemos nada”, dice con humildad. Y añade: “Esto es un grupo y lo tenemos muy en claro. Si perdemos perdemos todos, y si ganamos ganamos todos. Siempre hacemos causa común”. “Lo demostramos en el torneo. Veníamos bien, de golpe caímos con Tristán y después entre todos nos levantamos”, valora.

Más allá del presente exitoso hay otro patrón en común que los une. Los tres vivieron aquella definición de Infantiles que se les escapó en 2011. Y casualmente ante el mismo rival: Temperley.  “Fue todo muy raro. Nosotros ganamos, dimos la vuelta y después por un cambio reglamentario le dieron el primer puesto a ellos y nos queríamos matar”, rememora el 1. “Para nosotros es una revancha. Ese día nosotros nos sentimos campeones y en semana nos arrebataron el título de las manos. Entonces todavía nos duele”, se suma Miqueas.

Stop. Cruzamos la línea de cal. En todo grupo hay responsables fuera de la cancha. ¿Quiénes asumen ese rol? El entrenador Cotón Romero y el preparador físico Lucas Nava. “Estamos tranquilos porque tuvimos la libertad de trabajo que nos dio Damián (por el coordinador Timpani) y hoy podemos decir que estamos atravesando un gran momento en general. Se consolidó un cuerpo técnico muy lindo y sabemos que si bien hoy le toca a la Octava, tranquilamente le podía haber pasado a la Sexta, a la Séptima. Siempre digo que el Semillero es lo más importante y más que nunca creo que Los Andes nos está regalando ese oportunidad”, pondera Cotón. “Desde que comenzó el campeonato buscamos la manera de que los chicos estén metidos y no solo en el entrenamiento, sino también a la hora de llegar a la casa. Yo desde mi lado, los viernes a la noche hacía una arenga, que se la enviaba a todos los chicos, a los técnicos y al coordinador. Esa era la manera que me parecía de incentivarlos y lo logramos. Hoy el plantel se siente muy bien y gracias a Dios siempre está con una sonrisa. En los momentos que nos tocó la mala, remamos y nos levantamos”, explica el profe.

Y llega la última pregunta. Quizás la más esperada…

¿Cómo se sale a jugar sabiendo que pueden ser campeones?
Lucas Bejarano:
Tenemos que estar tranquilos y como dice el entrenador, salir ansias de gol. Nuestro único objetivo es ganar.
Cristian Collman: Hay que salir a atacar, presionar y hacer goles.
Miqueas Marín: De la misma forma que el primer partido del año. Por ahora nos está yendo bien y esperemos que podamos cerrarlo con el título. 

 

Por supuesto que sí. Ustedes pueden. A dar el último paso y festejar. Lomas los alienta. Vamos vamos vamos los pibes... 
 

 

LA HORA DE LA VERDAD: La jornada del sábado ante Villa Dálmine comienza a las 9 de la mañana. Recordemos que el Milrayitas está tercero en la Tabla General y pelea mano a mano con Temperley por el segundo puesto. El partido de la Octava será a las 11 en el predio de Villa Albertina. La entrada es gratuita y solo pagan aquellos que utilicen el estacionamiento ($30 auto y $10 motos).

 

 

 

 

Viernes 15 de Noviembre de 2013 | Fútbol Amateur

subir