Pasión por la camiseta

Los abanderados de los hinchas dentro del plantel. Martín Rose y Ariel Barros. Los "locos" Milrayitas que tienen el grupo. Con ellos palpitamos el partido y las chicanas al "no clásico" Temperley.

 


En la previa del partido anterior ante Temperley tuvimos la palabra de Damián Palamala, el “hincha-doctor” del plantel de Los Andes. En cambio, para esta oportunidad decidimos subir la apuesta: juntamos a Ariel Barros y Martín Rose, los dos Milrayitas enfermos que tiene el equipo. Se llevan 4 años de diferencia, pero ambos tienen la misma pasión por la camiseta. Nacieron con la de Lomas puesta y hoy se dan el gusto de defenderla adentro de la cancha. Así que nada mejor que palpitar la antesala del Gasolero con una charla junto a nuestros abanderados. Algo de esto saben…


¿Cómo se viven los días previos a este partido?
Ariel Barros:
Es una semana diferente, el ánimo es diferente, venís a entrenar de otra forma y siempre tratando de llegar a un buen final, que es el triunfo.
MR: Con ansiedad, con muchos nervios. Nosotros que somos del club y somos hinchas tratamos de contarles a los chicos como va a ser el ambiente, las cosas que hay en juego. A uno le tocó vivirlo en Inferiores y sabemos lo que se puede ganar o perder.

¿Cuál fue el Los Andes – Temperley que más los marcó?
AB:
Estando en el grupo, el que ganamos de noche con gol del Mecha Rodríguez en el último minuto. Fue soñado.

¿Alguno que recuerdes de las Inferiores?
AB:
Uno que jugamos en la cancha principal de Temperley. Me acuerdo que había duelo de hinchadas desde las tribunas y fue muy especial.

¿Y vos, Martín?
MR:
El que triunfamos 2-1 con goles de Tridente y Fede García. Ese partido fue importante para mí porque yo había subido a Primera esa misma semana y sino era por eso no podía ir a la cancha. De quedarme en mi casa pase a entrar al campo, cantar en el micro y después hicimos una fiesta terrible.

Hay una pregunta que sigue de moda entre los hinchas de Los Andes: Temperley: ¿es clásico o no?
AB:
Sin lugar a dudas, la gente te hace saber que es un partido diferente, pero a mi entender, el clásico de toda la vida fue Banfield. Últimamente estamos en categorías distintas y no se puede jugar, pero con Banfield es otra cosa.
MR: Quizás en esta etapa me tocó vivir más los partidos con Temperley, pero de chico me enseñaron que el clásico del Sur siempre fue Los Andes – Banfield.

¿Es verdad que tenes un duelo personal con los vecinos?
MR:
Sí, yo vivo en pleno Temperley y todos saben que soy jugador y por sobre todas las cosas hincha. Antes cuando no estaba en Primera yo salía con la camiseta por el barrio y no me importaba. Ahora al ser profesional es diferente, pero sigo sintiendo la rivalidad.

Ustedes que son hinchas privilegiados de esta historia, ¿cómo ven al grupo?
AB:
Muy bien. El triunfo con Fénix nos sirvió mucho para demostrarnos a nosotros mismos que si bien no se jugó bien, ganamos y estamos prendidos ahí arriba.
MR: No podemos estar mejor. Venimos invictos y creo que después de muchos torneos de malos resultados, el lunes podemos abrir el diario y quedar como únicos punteros. Y eso hace 7 u 8 años que no se consigue acá en el club y lo estamos disfrutando.

¿Le quieren decir algo más a la familia de Los Andes?
AB:
No, simplemente que la gente se quede tranquila que este plantel está capacitado y vamos a dejar todo para que los tres puntos se queden en casa.
MR: Que sabemos que nos están apoyando y van a llenar el Gallardón.

 

 

Sábado 19 de Octubre de 2013 | Fútbol Profesional

subir