Locos con el Colo

Jonatan Tridente: el último ídolo. Los datos del jugador que nos dejó afónicos.

 

Esa foto de la sonrisa casi arrancándole la cara, el gesto pleno del gozo mayor, quedará en el álbum defintivo de Jonatan Tridente. Y en el de todos nosotros. Acababa de hacer el segundo gol en La Paternal, el que cerró una tarde brillante. “Si hubiera metido el tercero, alguna lágrima se me iba a caer. Pero fue algo soñado: hacer dos goles en una final, andar bien, meter asistencias, ayudar a los compañeros en defensa ¿Qué más se puede pedir”.

¡Qué siga! Solo eso se le puede reclamar al jugador símbolo de los últimos años, el único sobreviviente de aquel descenso del 2004. Tenía 20 y debutó un día 20, de marzo, cuando el equipo era dirigido por Jorge Ribolzi, actual colaborador del Coco Basile en la Selección.

Se jugaba la octava fecha, el rival era Godoy Cruz, y ese día Los Andes formó con Migliardi; Bressan, Puertas, Franco y R. González; Romero, Paulo Díaz (Picciolo) y Hernán Cabrera; Caballero, Gianfelice y el Colo (Bazán). Fue 3-3, en una levantada final de Los Andes con 3 goles de Pablo Caballero,

Ya con Juan Carlos Díaz como técnico jugó el último tramo del torneo que terminó en el descenso de categoría.  Pero lo bueno estaba por llegar. Así como metió los dos últimos en la final con Chicago, el Colo también había hecho el primero de los goles de Los Andes en la reciente etapa en la B Metro. En la primera fecha del torneo 2004-2005 entró a toda velocidad por izquierda y con un sutil toque derrotó al arquero Ezquerra, del Deportivo Morón. El partido terminó 2-2. Fueron 23 gritos de Tridente en 40 juegos, en aquella recordada campaña de “los pibes” del Nene y el Pato.

No todo fue bueno en estos años. El día que el Colo no podrá olvidar jamás fue el 30 de julio de 2006. No se habían jugado 10´ del partido con Almirante Brown -por la 1era fecha de la temporada 2006-2007- cuanbdo una entrada violenta de Walter Díaz le produjo una severa lesión en su tobillo que lo sacó de las canchas por más de tres meses. A su vuelta,  pudimos comprobar con tristeza que ya no era el mismo. Con Mario Rizzi entró casi siempre desde el banco y no logró la continuidad necesaria para recuperar su nivel. Los Andes lo extrañó. Y mucho.

Pero este 2008 nos devolvió la mejor versión del gran delantero: astucia, picardía, precisión, habilidad.  Y otra vez sus goles de delantero distinto:  el de chilena que le metió a Cambaceres, el zurdazo cruzado contra Temperley, la delicada pelota por encima del arquero contra Defe. Ni hablar de la maravilla contra Chicago, cuando el partido recién empezaba…

En esta temporada jugó 45 partidos de 47, y fue junto a Mariano Sardi el futbolista con mayor presencia. Solo faltó en la fecha 34, con Talleres de visitante (0-1) y en la 42, con Central Córdoba, también de visitante (0-3). Marcó 14 goles y terminó a sólo uno del Beto Yaqué, goleador del equipo, con 15.

Claro que no fue el mismo Tridente el del comienzo que el del final. En la primera rueda jugó 20 partidos, pero solo 11 como titular (salió 6 veces). Y marcó un gol. No cualquiera, es cierto: fue el del empate contra Sarmiento, en el enloquecedor partido que Los Andes perdía 3 a 1 y terminó ganando 5 a 3.

En la segunda ronda jugó dos partidos menos, 18, pero 17 como titular.  Y marcó 8 goles. La gran diferencia la hizo en el reducido y la Promoción, con 5 de los 9 goles del el equipo.

En el total Tridente lleva 141 partidos en 5 temporadas en Los Andes, con 42 goles. Ya se encuentra en el 12do lugar entre los goleadores del club, Adelante, pero cerca, tiene a Dardo Migone, a 1 gol; a Manuel Da Gracca, a 6, y Víctor Hugo Alarcón, a 10. Ya dejó en la camino a históricos como Oscar Tomés Lopez (37), Osvaldo Panzutto (36), Daniel Vega (36) y Francisco Costa (33).

“Este logro es para mi señora e hija, que siempre me apoyaron en todo momento. Cuando estaba abatido por las derrotas, ellas estaban ahí y me sacaron adelante en las peores situaciones”, dijo un emocionado durante los festejos. Un grande.

Producción y texto: Walter Georgieff, Pablo Varela y Leo Torresi

Foto: Tridente, conmovido, en los festejos en el Gallardón.  

Martes 1 de Julio de 2008 | Fútbol Profesional

subir