Nva. Chicago 0

El comentario y la síntesis del partido que nos devolvió a la B Nacional.

Por Leandro Saltamerenda

Había clima de final en la Paternal. De un lado llegaba un convulsionado Nueva Chicago y del otro aparecía la ilusión de Los Andes. Sin público de Lomas en las tribunas, pero con la presencia de los dirigentes y muchos allegados, el conjunto de Rodolfo Della Picca debía afrontar uno de los partidos más importantes de los últimos tiempos. El pasaporte a la B Nacional estaba en juego. Con el 1-0 del sábado pasado, el Milrayitas le pasó toda la presión al Torito de Mataderos y eso se sintió. Porque los del sur jugaron con mucha inteligencia y definieron la serie con un 2-0 brillante. Justamente Jonatan Tridente, el histórico, nuestro hijo pródigo, convirtió los goles del ascenso. Parece mentira, pero nuevamente se volvió a festejar en casa ajena. Como pasó en Quilmes o en Lanús, esta vez se dio en el estadio de Argentinos, en el mismísimo Diego Armando Maradona. De esta forma, este equipo alcanzó la gloria y escribió otra página en la historia del club.
La diferencia en el estadio Eduardo Gallardón había sido abrumadora en favor del local. El grito de Darío Ruiz fue importante, pero algunos creían que era escaso. En la revancha, el entrenador Della Picca les dio un mensaje clarito a sus jugadores y Los Andes salió decidido a no meterse atrás. Todo lo contrario, ya que fue a buscar al partido y lo jugó de igual a igual. Y en menos de cinco  minutos se encontró con la chance perfecta. Tridente le ganó la posición a Damián Lemos, le punteó la pelota a Martín Vitali y quedó mano a mano con Jorge De Olivera. ¿Qué hizo el Colorado? ¿Se apuró? No, nada que ver, definió con mucha sutileza por encima del 1 y G-O-L-A-Z-O. Estalló la platea superior de la cancha y seguramente todo Lomas. Era el inicio esperado; el Milrayitas había madrugado al Verdinegro y el sueño del ascenso estaba más cerca. Mientras la visita dominaba el ritmo del partido, Chicago deambulaba en una pesadilla de errores. Rápidamente, el Beto Yaqué capturó un rebote afuera del área y su remate salió cerca del palo derecho. El 1-0 parecía poco, aunque el Torito, sin demasiada claridad, intentó alcanzar el empate. Sin embargo, como en la ida, se topó con la seguridad de Luciano Díaz. El cordobés primero le ahogó el festejo a Cristian Zermattén y después le sacó  un cabezazo a Joel Barbosa. No obstante fue sólo una ráfaga del local, porque CALA siguió con la posesión y estuvo ahí de ampliar la diferencia. Brítez Ojeda probó de lejos y respondió De Olivera. Y la última jugada de peligro del primer tiempo también terminó en poder del arquero, luego de un tiro de Leonardo Luppino.
En el complemento, la dupla Marcelo-Pérez intentó adelantar sus líneas y se encontró con el golpe de nocaut al minuto de juego. El Colo Tridente, en posición habilitada, desvió un remate de Gonzalo Bustamante y GOOOOOOL. Era el 2-0 soñado y chau serie. Quedó casi todo el segundo tiempo para prolongar la ansiedad, pero nada importó. Los Andes tuvo varias más para estirar las cifras, aunque eso fue lo de menos. Quedarán para la estadística la roja a Bustamante y alguna que otra salvada más de Lucho Díaz. Otra vez, como en todo el Reducido, con buenos rendimientos individuales y un gran trabajo colectivo, el Milrayitas se llevó por delante al rival y consiguió el tan ansiado retorno a la B Nacional.
Las manos de Lucho; las subidas del Kily, el coraje de un Pato lesionado; la solidez de Nata; la entrega máxima de Mariano; el ida y vuelta de Darío; los huevos de Marquitos: los desbordes de Luppa; el desequilibrio constante de Gonzalo; el sacrificio incansable del Beto; los goles del Colo; el apoyo y la unión del resto; la inteligencia de Fito; la determinación de los dirigentes; y la grandeza de estos hinchas hicieron historia y posibilitaron una nueva alegría en el sur. Como dice la canción: este es el año Los Andes.


Síntesis


Nueva Chicago 0

Jorge De Olivera; Joel Barbosa (ST Sergio Viturro), Eduardo Méndez, José Solaberrieta, Jonathan Ceratto; Martín Vitali (ST 5` Pablo Ruiz), Damián Lemos, Cristian Zermattén (ST 19` Hernán Boderone); Alejandro Martinuccio; Jorge Cervera y Ariel Nahuelpán. DT: Marcelo-Peréz.

Los Andes 2

Luciano Díaz; Cristian Vega, Patricio Grgona, Maximiliano Natalicchio, Mariano Sardi; Darío Ruiz (ST 31` Maximiliano Acosta), Marcos Brítez Ojeda, Leonardo Luppino (ST 31` Nicolás Martínez); Gonzalo Bustamante; Jonatan Tridente y Alberto Yaqué (ST 23` Martín Avalos). DT: Rodolfo Della Picca.


Goles: PT 5` Jonatan Tridente (LA); ST 1` Jonatan Tridente (LA).

Amonestados: PT 9` Ceratto, PT 31` Barbosa y ST 36` Boderone (NC); PT 22` Grgona y ST 36` Brítez Ojeda (LA).

Expulsado: ST 45` Pablo Ruiz (NC); ST 38` Bustamante (LA).

Arbitro: Guillermo Rietti-

Asistentes: Sergio Di Paola y Héctor Castellano.

Cancha: Argentinos Juniors (local Nueva Chicago).

Domingo 29 de Junio de 2008 | Fútbol Profesional

subir