Hecho y dicho en un día feliz

La alegría de los protagonistas por el ascenso a la B Nacional.

Por Pablo García

“Ascendimos porque Los Andes hizo bien las cosas: clasificó al reducido y les ganó a todos los equipos, sin pasar por la ventaja deportiva porque les ganamos a todos los rivales en esa instancia. Además jugó las dos finales con un equipo de la categoría superior, a la par del otro equipo, atacándolo, buscando el partido y ganando los dos partidos, que no es una pavada, si no una cosa muy difícil de lograr. Teníamos mucha fe porque veíamos al equipo  muy fuerte y sólido. Lo que ocurrió es que fue creciendo y eso lo aprovechamos bien”. (Rodolfo Della Picca dando sus razones por las cuales el Milrayitas es Nacional)


“Sabíamos que teníamos que salir a jugarlo sin importar el primer resultado. Creo que entendimos el mensaje, apretamos en todos lados y pudimos hacer el gol tempranero y defendimos el gol con alma y vida”. (Maximiliano Natalicchio fue un baluarte en el muro defensivo que llevó a Los Andes a subir de categoría)

 “Siempre dijimos que este equipo se caracterizaba por callar, trabajar y darle lucha a las situaciones adversas –lesiones, malos momentos e insultos-. Siempre confiamos en lo que estaba dentro del vestuario. Hoy nos sentimos muy felices y satisfechos por haber revertido una situación que fue complicada y eso la verdad es que no tiene precio. Estamos muy felices por todo eso”. (Mariano Sardi que, en medio de los festejos, no olvidó la maldita racha adversa que tuvo el equipo en la segunda rueda)

 “Esta instancia que quedaba para ocho equipos, todos buscan el mismo objetivo, seguramente, con mucho trabajo. Entonces lograrlo tiene un significado especial. Nosotros estamos contentos porque es todo el trabajo que pusimos y esfuerzo a pesar de los problemas a lo largo del año y vicisitudes que se fueron presentando. Es como que tiene otro gusto y se disfrutan más ahora”. (El presidente Jorge Chizzini con una emoción hasta las lágrimas por el logro obtenido)

 “Todo el reducido lo jugamos a lo campeón: supimos ser inteligentes y golpeamos en el momento justo. Chicago no supo como entrarnos, nosotros por las individualidades que tenemos supimos golpear y gracias a Dios estamos festejando”. (Marcos Brítez Ojeda  finalizó siendo uno de los pilares del equipo, brindando fútbol, quite y garra)

FOTOS: Marcos Brítez Ojeda y Mariano sardi (con el Conejo Bergés) en los festejos en el Gallardón.

 

Domingo 29 de Junio de 2008 | Fútbol Profesional

subir