Apostillas en Ezeiza

Fin de temporada y un partido para el olvido. Otro penal atajado por Barros, las cábalas, reencuentros, debut y despedida, fueron algunas pastillitas que dejaron el Lechero y el Milrayitas...

 

Por Pablo García

ATRAPA PENALES: Desde la salida por lesión de Lucho Díaz, Ariel Barros se hizo cargo del arco y se transformó en el “Sergio Goycochea” del Milrayitas. Es que en tan solo siete partidos, desvió dos penales y estuvo muy cerca de hacer lo mismo con los otro dos que consiguieron vulnerarlo (Ricardo Vera de Almagro y Andrés Soriano de Atlanta, al que le tapó uno). Ayer le arruinó la fiesta a César Aquino, quien se retiró del fútbol: esperó que el volante dispare y se lanzó como un gato sobre la redonda, desviándola al corner y recibiendo luego el saludo de varios compañeros. Previamente le había sacado en gran forma un fuerte remate Diego Sequeira. En el complemento, un fantasma de peluca roja parece haberse despertado y le generó duda que le complicaran varios centros cerrados, como la apertura del marcador. Mientras Santiago Bianchi se apiadó del arquero en un mano a mano: pateó directamente el césped y se salvó de recibir el tercer tanto…

LA MUFA MANDA: Las cábalas en el fútbol son algo corriente y común, aunque todos sabemos que no existen. Ayer hubo un alcanza pelotas colorado detrás del arco de Barros en ambos tiempos. En la primera etapa no surtió efecto y quizás Aquino se obnubiló al ver al pibe y la tiró débil a su sector (ver la imagen del penal), lo que le hizo el trabajo más sencillo a Barros. En la etapa final, el nene volvió a estar detrás del 1 de Los Andes, quien ya lo miró mal. Las brujas no existen, pero que algunos coloraditos mufas los hay, los hay…

REENCUENTROS: Los ex Colegiales Mariano Barale, Lucho Zeballos y Lucio Cereseto, se saludaron afectuosamente con su ex compañero Horacio Ramírez. Aunque el arquero local también se encontró con Jonathan Belforte, ambos ex Lanús. En cancha también estuvo el Mono Pérez, ex Milrayitas, también conocido de Zeballos por su pasado Tricolor. En el banco de suplentes y dirigiendo al Lechero estaba un histórico Milrayitas, tanto jugador surgido de inferiores como entrenador, Eduardo Pizzo quien saludó a dirigentes y allegados del CALA. En pleno partido, Alberto Rincón le pegó un grito y el DT se dio vuelta para saludarlo.

EL DESTINO: Las dos únicas veces a lo largo de la temporada que Aldo Visconti dejó el campo de juego por otro compañero fue justamente ante el mismo rival, Tristán Suárez. El lungo delantero finalizó el torneo siendo el goleador del plantel con la suma de 11 tantos. Ayer no tuvo ni siquiera oportunidad clara para aumentar esta cifra.

DEBUT DEL JUEZ: Rodrigo Pafundi tuvo su bautismo en Primera B Mertopolitana (ya había dirigido en Primera C y D) en el duelo de ayer, y dejó algunas polémicas: La dudosa infracción de Alejandro Friedrich a Lucas Farías que desembocó en el penal y el segundo grito del Lechero, con complicidad del asistente Lucas Viñas Prieto quien salió despedido a toda velocidad hacia la media cancha y en que Barros se quejó porque la pelota no había superado la línea del arco tras pegar en el travesaño. La primera tarjeta que sacó fue para el Chavo Pinto con una infracción  en la puerta del área a Farías.

PINTÓ EL HAMBRE: Muchos no tuvieron tiempo de almorzar antes de ir a Ezeiza y se las tuvieron que arreglar en plena cancha. El relator de “Fútbol en Milrayitas” se apiadó de su hijo y en el entretiempo le hizo alcanzar un par de sándwiches que les había dejado el Departamento de Prensa del local. Así los dos únicos fotógrafos que graficaron el partido dentro del campo de juego, Jony Rincón y nuestro Maxi Palamara (hermano de uno de los doctores del plantel, Damián Palamara, y con familia de estirpe Milrayitas, gracias a su abuelo Américo Palamara co fundador de nuestro club), pudieron engañar algo a sus estómagos.

DESPEDIDA DEL PATÁN: Con trofeo, reconocimiento y ovación, dejó la actividad profesional el último ídolo en actividad del Lechero, César Aquino. El volante surgido de Banfield (casaca con la que le convirtió en 1997 a Los Andes) iba a tener la fiesta completa con el penal, pero Barros le atragantó el grito. Sin embargo, cayó de la tribuna el “Aquino, Aquino” y en varias oportunidades una similar a aquella de la despedida de Martín Palermo pero aggiornada al volante Lechero: “Che Aquino querido, vos nos diste los goles, vos nos diste alegrías, lo que hiciste por Suárez no se olvida en la vida”. Los hinchas Milrayitas lo sufrimos en el Reducido 2005, cuando convirtió el tercer gol en descuento en Lomas (2-3) y su equipo, que estaba con dos jugadores menos, dejó afuera a Los Andes del sueño del ascenso.

CUESTA EN EZEIZA: Pasaron siete partidos de la última alegría de Los Andes en el estado 20 de octubre ante el local. Sin embargo, la vez más cercana que ganó en ese estadio fue en 2009 cuando se quedó con los tres puntos haciendo las veces de local frente a San Telmo, con el único gol del Tanque Giménez. Con el triunfo, el Lechero igualó el historial en cinco victorias para cada uno de los clubes…

VACACIONES: La vuelta a las prácticas del plantel Milrayitas está estipulada para el próximo 17 de junio en vistas a encarar el próximo torneo. Hasta ese día seguiremos informando sobre todas las novedades que habrá en el plantel profesional del club…

 

Domingo 26 de Mayo de 2013 | Fútbol Profesional

subir