''Seguir sumando''

Ese es el deseo de Felipe de la Riva en la previa del Dragón. "Tenemos que tener el doble de compromiso y el doble de concentración para poder sacar el partido adelante", expresó el técnico uruguayo.

 

Se viene otro partido clave ante Defensores de Belgrano, ¿cómo llega el equipo después del triunfo sobre Villa Dálmine?
Y, llegamos sin descanso. Tuvimos prácticamente cuatro días para recuperar a los jugadores y casi no pudimos trabajar. Si bien el hincha podrá decir que el partido va a ser más fácil porque ellos vienen en caída, yo tengo otra visión. Lo fui a ver con Acassuso y la verdad es que no merecieron perder. Va a ser un rival muy duro, en cancha de ellos y nosotros tenemos que tomarnos los recaudos necesarios como para llevarnos algo. La prioridad es ganar y sino se puede, sumar. Sabemos muy bien lo que nos estamos jugando y no podemos darnos el lujo de perder.

¿Son conscientes de que se mejoraron varios puntos respecto al año pasado? Sea la parte física, lo actitudinal, lo mental…
(piensa) Sí, uno sabe que es así y también lo dije cuando no podíamos ganar. Creo que el equipo está haciendo las cosas mejor, tiene solidez y salvo en alguna jugada confusa es difícil que nos marquen. Y después el cambio físico viene atado a lo mental. Los jugadores están predispuestos a apretar más arriba y a manejar los partidos. Pero hay que sostenerlo y seguir sumando puntos, que es lo más importante.

¿Considerás que el otro día despertaron a tiempo? De local que hace mucho no se ganaba, ante un rival difícil, sobre la hora…
Y, para nosotros fue clave ganar. Lo que pasa es que no siempre sale todo como vos querés. Nadie me lo saca de la cabeza que con Estudiantes merecimos sacar los tres puntos, lo mismo Acassuso, Morón... Pero bueno, a veces la suerte es necesaria y ante Dálmine la tuvimos a favor.   

Defensores no viene bien, ¿lo peor es subestimar al contrario?
Por supuesto. Yo eso lo tengo muy claro. Todos los rivales son iguales y todos son respetables. Si yo me pongo en el lugar del técnico de Defensores de Belgrano, voy a querer que mi equipo se mate en la cancha para revertir una situación como esa. Y vuelvo a decir lo mismo: el otro día Defensores no mereció perder. Erró un penal sobre la hora y terminó cayendo por esas cosas que tiene el fútbol. Mañana va a ser un partido complicado y en un clima muy difícil de jugar. Porque el jugador de Los Andes está acostumbrado a jugar con mucha gente y esta vez va a ser a puertas cerradas. Entonces, no tengo dudas de que ellos van a estar más tranquilos y se van a sacar toda la presión. En cambio, para un equipo grande, jugar sin gente no es bueno. Tenemos que tener el doble de compromiso y  el doble de concentración para poder sacar el partido adelante.

¿Cuál fue el cambio más grande que viste desde lo futbolístico en estas últimas fechas?
Nosotros trabajamos en todos los aspectos a la par. Trabajamos en defensa, trabajamos para recuperar la pelota y trabajamos en ataque. Al equipo lo veo equilibrado, está presionando mejor  y ahora genera situaciones de gol, algo que antes no sucedía. Sin embargo, somos conscientes de que nuestra materia pendiente es la pelota parada. Nosotros tenemos a Bevacqua que le hacen muchos fouls por partido y nunca lo aprovechamos. Entonces hay que buscarle la vuelta y tratar de que algún día podamos ganar con un tiro libre o con un córner.

En la intimidad sos un técnico que no repara demasiado en saber cómo le va a los demás equipos. ¿cómo lo manejás en el grupo? Porque es inevitable que un jugador pregunte cómo salió Tristán Suárez, cómo salió San Telmo…
Yo al jugador no le obligo nada, solo le cuento como son las cosas y le doy mi opinión. Por ejemplo, San Telmo va televisado y yo no voy a pasar habitación por habitación para ver si ellos están viendo el partido. Sinceramente no nos sirve de nada estar pendientes del televisor. Son dos rivales que ya enfrentamos y nuestro objetivo es otro. No es casualidad que en la última fecha ganamos 1-0 sobre la hora y al día siguiente perdieron todos. Lo más probable es que esos equipos pasaron la concentración siguiendo por Internet o por la radio el partido de Los Andes y eso está mal. Nosotros no podemos cometer el mismo error.

Ya llevás un tiempo considerado cómo técnico de Los Andes, ¿te sentís cómodo en Lomas? ¿Lo imaginabas así?
Yo estoy cómodo trabajando en el club por los dirigentes que tiene y por la motivación de saber que dirijo a un grande. Pero por otro lado, me siento mal porque todo técnico que viene a Los Andes tiene que venir con la obligación de pelear el ascenso y hoy me toca este quilombo... Entonces eso me tiene mal. Me encantaría que llegue junio para poner el foco en otro objetivo y listo. Pero tampoco no se pueden saltear los días ni los partidos. Hay que pasar este proceso y si Dios quiere, en un par de meses encarar las cosas de otra forma.

 

Martes 26 de Febrero de 2013 | Fútbol Profesional


subir