La estaban esperando

La pelota, la vedette del día. Empezaron los trabajos tácticos y de espacios reducidos en la pretemporada de Los Andes. Antes, en el primer turno, circuitos de fuerza y velocidad.

 

Le da a lo físico, pero no quiere dejar de lado lo táctico. El entrenador Felipe de la Riva aprovecha al máximo cada minuto de la preparación Milrayitas. Este sábado, en la tercera práctica del año para Los Andes, el cuerpo técnico comenzó a mechar la pelota. “Como te extrañaba”, le dijo uno de los jugadores ni bien llegó a sus pies.

Si bien apareció el fútbol, el profe Walter Occhiato no resignó sus tareas. El entrenamiento duró casi tres horas y media (incluido el parate para ingerir la colación de frutas) y fue para todos los gustos. Arrancó con un trote liviano, después un circuito de fuerza y velocidad por estaciones y en el segundo turno, lo dicho: táctico.

De la Riva trabajó en la ubicación posicional de sus jugadores e insistió con su premisa preferida: el pressing. Así, tras observar el desplazamiento en cancha del equipo, el técnico desarrolló una intensa actividad en espacios reducidos y luego un mini encuentro de 1 contra 1 con arcos enfrentados (los arqueros Fede Díaz y Ariel Barros se revolcaron de lo lindo en el barro).

Y nos quedamos acá. La jornada se cerró a garra y corazón. Hubo cruces de todo tipo. Se jugó a cara de perro, como en el barrio, básicamente. Corulo-Caporale, Belforte-Friedrich y los hermanos Vega-Aguirre protagonizaron los encuentros más picantes.  Salieron entretenidos...


UNA BUENA NOTICIA: En el día de ayer se le quitó la ferula al arquero Luciano Díaz (recordemos que no pudo jugar el último partido del 2012 con Morón por una fractura en un dedo) y esta mañana se entrenó con normalidad. El cordobés, listo.

 


PROXIMO ENTRENAMIENTO: El lunes a partir de las 8:30 en el Predio de Santa Catalina.

 

Sábado 5 de Enero de 2013 | Fútbol Profesional


subir