Vida nueva, frente nuevo

En asamblea extraordinaria, los representantes eligieron la empresa que explotará el gimnasio de la sede y se hará cargo de un obra clave para la historia del club: la renovación total del frente.

 

En 2012 recuperamos la sede, la pileta olímpica, las actividades, la vida de club. Un año que merecía sellarse con un notición. La asamblea de representantes de socios votó la firma de un contrato que incluirá una obra crucial para la historia del club: la renovación total de la fachada del edificio de la avenida Hipólito Yrigoyen. Sí: después de toda un vida tendremos frente nuevo, con nuestros colores. El impacto institucional y ante la comunidad será muy grande.

Anoche, además, la asamblea aprobó un propuesta para que un máximo de 20 socios puedan adelantar el monto de sus cuotas para llegar a la categoría de vitalicio. Eso posibilitará contar rápidamente con fondos para terminar de afrontar el pago del nuevo sistema de iluminación del estadio, que se inaugurará con el reinicio del torneo.

¿Cómo se hará la obra en la sede? Con la firma de un contrato de concesión con la empresa Sport Club, que explotará el sector de la sede donde hoy funciona el gimnasio de pesas y el llamado salón de los espejos, un piso más abajo. Sobre ese salón, la empresa proyecta construir una losa que permitirá ampliar la superficie de uso.

El contrato será por diez años. La empresa pagará un canon mensual de 30.000 pesos, ajustable a la evolución del precio de los abonos. Dotará el club de un gimnasio de musculación y actividades equipado con aparatos de primera generación, como los que funcionan en los clubes más grandes del país. Pero además se hará cargo económicamente de una obra que el club vio postergada a lo largo de toda una vida: el frente del edificio.

¿Angustia? ¿Dolor? Elegí la palabra. Pero seguro que será alguna de la familia. Eso nos producía ver el aspecto de la fachada de nuestra casa. Bien. Primero había que recuperarla. Lo logramos. Ahora viene este paso. Entre el frente y los laterales -que también serén renovados- suman más de 1200 metros cuadrados. Será un obra de gran magnitud, que cambiará definitivamente la cara de Los Andes ante la comunidad y las decenas de miles de personas que transitan a diario por la avenida.

La asamblea analizó también una propuesta de la empresa Humana, también para explotar un gimnasio. Pero el voto se volcó a Sport Club porque el canon es mayor y -sobre todo- porque esta empresa se compromete a hacerse cargo de la totalidad de la obra del frente, que respetará nuestros colores, nuestros emblemas, y tendrá un impactante sistema de iluminación que la hará muy atractiva y la jerarquizará por completo.  

La CD dejó en claro que la concesión se limitará al área del gimnasio y el salón de los espejos. La pileta olímpica, la climatizada, el salón principal, el microestadio de la planta alta, el terreno se Sixto Fernández y el resto de las instalaciones de la sede seguirán siendo administradas por el Club Atlético Los Andes.

"Pensemos que hace menos de un años ni podíamos pisar este lugar", se alegró el secretario del club, Oscar Ferreyra. El presidente Pablo Paladino, al lado, asintió con indisimulable satisfacción. No era para menos.

 

Viernes 28 de Diciembre de 2012 | Institucionales


subir