Balance 2012

Más actividades deportivas; shows; cenas y charlas en el restó, la noche de los vitalicios; más servicios. Y la reinaguración de la pileta. Con la sede, la vida de club volvió con todo.

 

FOTO: Uno de los shows de tango en el salón principal de la sede. Después de muchos años volvimos a disfrutar a pleno nuestras instalaciones.

Por Sergio Lerose

La recuperación de la Sede Social y un nuevo modelo de club. Después de la histórica Asamblea de Representantes de socios del 23 de Mayo, y su recuperación efectiva, el 27 de Julio, los socios de Los Andes, recuperamos mucho más que un espacio físico. Recuperamos nuestra identidad.

A partir de ese día 27, sin prisas pero sin pausas, se empezaron a hacer realidad proyectos con los que nos ilusionábamos -en las charlas de café- los que aspirábamos a tener un Los Andes con actividades sociales, y con un club abierto hacia la comunidad lomense.

Y empezó todo. Un día que las chicas del Departamento de Damas, dijeron: "vamos a festejar el día del niño en la sede". Y así se hizo. O cuando las chicas del patín, organizaron un hermoso festival en el microestadio del último piso, con muchas patinadoras de otros clubes invitadas.

Mucha gente se acercó a trabajar al club. Nidia, que formó un lindo grupo de bailarines con sus clases de salsa y raeggeton; o Lorena con sus pequeñitas y su free dance, que hace unos días coronó el año con un festival en el escenario del vecino Auditorio Sur.

Se acercó el taekwondo, y las chicas del handball ya están entrenando en la Sede. Muy contentas, ya que antes entrenaban al aire libre, siempre pendientes de la lluvia, del calor y del frío. Y ya está todo listo para que los chicos del voley, que entrenaban en el Círculo Católico, empiecen el 2013 en nuestra sede.

Otro punto importantísimo, fue la inauguración de la Confitería-Restó Sede de Los Andes, donde diariamente podemos degustar sabrosas comidas mientras hablamos sobre nuestro club, rodeados de nuestros queridos colores rojos y blancos y con el escudo que nos identifica. Este sitio renovado nos permitió disfrutar de shows de primer nivel, como los dos de los Americones, entre otros. Y fue en el restó donde los integrantes de varias actividades del club se reunieron para compartir hermosas cenas de camaradería.

No nos queremos olvidar, de la natación y el aqua gym, que ya venían trabajando muy bien, y que siguen creciendo; del spa y sus masajes, que fue mejorado con la incorporación de un excelente servicio de depilación.

Mucho menos de la realización de importantísimos eventos en el salón principal (lugar que el socio, ya tiene  a su disposición, para alquilar para eventos. Se detacaron dos shows de tango muy concurridos -con el lomense Rubén Améndola como figura- y distintas ceremonias realizadas por los chicos del colegio.

¿Más emociones en casa? La gran noche de homenaje y reconocimiento a los socios vitalicios, organizada por la Comisión Directiva.

¿Más? La noche del 23 de octubre, cuando, a cinco meses de la recuperación, pudimos juntarnos los hinchas en el salón a ver el partido con Temperley. Esa noche no se dio el resultado, pero -así es la vida- la emoción de haberlo vivido juntos fue muy fuerte.  

En síntesis, la Sede está en marcha. La frutilla del postre fue la inauguración la temporada de pileta y colonia de vacaciones -cerradas por años- que tantos gratos recuerdos nos trae a los más viejos.

El desafío está plantedo. Cada día, los socios tenemos más espacios y actividades en la Sede. Todos están invitados a utilizarla. La Sede ya se recuperó. Ahora recuperemos el orgullo de poder vivirla.


 

Miércoles 26 de Diciembre de 2012 | Info Diaria

subir