Ese bendito triunfo

Los Andes quiere despedir el año con una alegría. Recibe este domingo desde las 17 a Morón y el técnico Felipe de la Riva confía en "sacarlo adelante". Se esperará a último momento para confirmar el equipo.

 

UN PEQUEÑO DIAGNOSTICO: “A rasgos generales me encontré con un grupo que futbolísticamente no tiene que estar donde está, pero sí muy golpeado en la parte anímica. Desde que estoy yo se vio un equipo ordenado, sólido y con una clara falta contundencia en los últimos 30 metros. Y eso en definitiva es una de las cosas más importantes del fútbol. Pero bueno, en la última semana de entrenamiento trabajamos en este aspecto. Los primeros días apostamos a conocerlos, después tuvimos tres encuentros seguidos y recién ahora tuvimos tiempo suficiente como para parar la pelota y detenernos más en el ataque”.


EL 11 SIN CONFIRMAR:Yo creo que a esta altura del año, a todos los equipos le debe pasar lo mismo. Por eso estamos tranquilos y seguimos trabajando. Lo único que es una semana bastante difícil para definir el equipo. Vamos a esperar hasta último momento porque tenemos varios jugadores con molestias y no queremos dar ventaja”.


LA MEJORIA EN DEFENSA:  “Desde afuera se veía que iba a ser difícil que Los Andes esté dos partidos sin que le hagan un gol y nosotros lo conseguimos. Primero apuntamos a eso. Pero todavía falta medio torneo, afrontar la pretemporada y creo que este equipo va a ser un rival duro de vencer para cualquiera. Los Andes nos puede garantizar 30 puntos, que para lo que es la categoría, no es poco en una rueda”.


EL DEFICIT OFENSIVO:Claramente es por las características de los jugadores. El futbolista que tiene más fútbol es Scamporrino y el equipo no contó con él durante casi dos meses. Y si bien jugó los últimos dos partidos, es difícil ponerse la camiseta y de la nada, ser la salvación. Por otro lado, en este último tramo del torneo, Aldo (por Visconti), que para nosotros es el jugador más importante, llegó con muchos golpes y eso también contribuye a la falta de gol”.


UN MIMO EN TIEMPOS DIFICILES:El equipo está bien. Este es un plantel que desde mi llegada no tengo nada que recriminarle y siempre los ví bien predispuestos a la hora de trabajar. Me parece que no se merece por nada del mundo pasar este presente y ojalá que con esfuerzo y muchas ganas podamos revertir la situación. Queremos que Los Andes vuelva a ser un equipo fuerte y protagonista de la categoría”.


PRO Y CONTRAS: “Todos los partidos los salimos a ganar, pero con Tristán Suárez si lamentamos no haber conseguido un triunfo. Con un triunfo le sacábamos 8 puntos en la tabla y además éramos locales. Pero el fútbol cuando venís mal tiene esos imponderables. Hay cosas que nadie las tiene planificadas y a los dos minutos estábamos perdiendo 1-0 por un accidente. Sin embargo, de eso también tomó la parte buena. Antes veía que cuando al equipo le hacían un gol, no solo que perdía, sino que le metían dos goles o se desordenaba y esas cosas. Pero el otro día, los chicos no perdieron el equilibrio, empataron el partido y en el segundo tiempo tuvimos varias oportunidades para ganarlo. Así que dentro de todo, hay algo positivo. Hace tres encuentros que no perdemos, estamos sólidos y solo falta el triunfo”.


LA FORMULA DEL ÉXITO:Los técnicos siempre dicen ‘de esto se sale trabajando’. Y bueno, yo lo cumplo al pie de la letra. Es como a mi me ha ido bien. Todos los campeonatos que gane y todos ascensos que conseguí fueron en base al trabajo. Nunca tuve la suerte de tener grandes estrellas. Tanto en Alem, Acassuso, Merlo siempre las cosas las conseguimos trabajando. Yo creo mucho más en el equipo que en tres o cuatro salvadores”.


FUERTE DE LA CABEZA:Yo quiero que los chicos no tengan ningún golpe más. Obviamente que queremos ganar, pero si no podemos ganar, tenemos que empatar porque el lunes es distinto. El jugador viene con otro ánimo a entrenar. Tengo muchos años en esto; yo se lo que es pelear un descenso. Yo se lo que es un equipo que esté mal y sino hay que mirar lo que le pasó a River, lo que le está pasando a Independiente que el técnico vive desesperado. Así que en este momento tenemos que demostrar tranquilad. Tenemos que olvidarnos por un momento de que esto es Los Andes. Tenemos que pensar que acá hay un grupo de jugadores, que son seres humanos y si bien se prepararon para una cosa se les dio otra. Y están mal. Por eso quiero sacarlos adelante de a poco para que cuando falten cinco fechas no estemos todos agarrandonos de los pelos y con la calculadora en la mano. Esa es la idea. Sacar 30 puntos y el año que viene, con la campaña de 60 más 50 de este torneo, ya vamos a poder poner la cabeza en otro lado”.


EL RIVAL DE MAÑANA:A Morón lo fui a ver los últimos dos partidos y no descubro nada si digo que es un equipo difícil. A Suárez le ganaron 2-0 tranquilos y con Acassuso perdieron porque el arbitraje fue vergonzoso. Ellos tienen un entrenador que viene trabajando con el grupo desde hace más de un año y eso es un plus. Además cuentan con buen pie y delanteros muy rápidos. Pero se le puede ganar, no creo que seamos inferiores. Sí reconozco que desde lo anímico están mejor que nosotros, pero futbolísticamente el partido se puede sacar adelante”.

 

UN SABADO DIFERENTE: Los Andes se entrenó en horas de la tarde y si bien Felipe de la Riva continuó trabajando pelota parada y la parte táctica, deberá aguardar hasta último momento para confirmar el equipo. Hay varios jugadores con molestias y la lista de concentrados puede cambiar de un momento a momento. A esperar.

 

Sábado 8 de Diciembre de 2012 | Fútbol Profesional

subir