Se fue satisfecho

“Jugamos de igual a igual y en el segundo tiempo hubo varias partes en las que fuimos superiores. Sabemos que nos falta el gol y hay que seguir trabajando para eso”, aseguró el técnico Felipe De La Riva después de la igualdad ante Comu.

 

Por Paul Bordis

Llegó el segundo partido de la seguidilla que tiene Los Andes en esta semana y, al igual que en el último encuentro frente a Platense, se sumó un punto en una igualdad sin goles. Punto que no conforma del todo pero que sirve para sumar de a poco en este tiempo acotado en el que no hay que sumar más disgustos. El técnico Milrayitas, De La Riva, dio su punto de vista sobre el trámite del encuentro y destacó la predisposición de sus dirigidos en este poco tiempo que lleva al mando. “Estoy muy tranquilo, tengo un grupo muy bueno y con jugadores con mucha predisposición. La verdad es que desde el partido con Platense a hoy no pudimos trabajar bien, pero yo estoy muy orgulloso porque jugamos contra un equipo que tenía aspiraciones de estar entre los primeros cinco. Jugamos de igual a igual y, a mi humilde entender, en el segundo tiempo hubo varias partes en las que fuimos superiores. Sabemos que nos falta el gol y hay que seguir trabajando para eso. También sabemos que hay jugadores importantes para eso, hoy entró Scamporrino y el equipo de mitad de cancha para adelante mejoró mucho”, explicó Felipe.

Con respecto a esa levantada del equipo en el complemento, el entrenador resaltó el esfuerzo de los jugadores y hasta se animó a decir que faltó poco para ganar. “Nosotros en el primer tiempo teníamos que salir a ver cómo estaban nuestros jugadores, el que está en la intimidad sabe que Friedrich viene de dos desgarros, Scamporrino de una lesión y Zeballos lo mismo, hay un montón de chicos que vienen así. Habían jugado el domingo con un calor bárbaro y habían hecho un esfuerzo bárbaro. Cuando terminó el primer tiempo hablé con ellos, los vi que estaban bien y dije ‘vamos para adelante, vamos por todo’, vi que tenían resto y que se la bancaban. Casi lo ganamos, pero en el fútbol hay que tener esa pizca de suerte que nos está faltando, nada más”, describió el encargado del primer equipo.

Por último, el uruguayo subrayó la levantada del plantel en este corto tiempo y pidió apoyo para el próximo encuentro, nada más ni nada menos que ante Tristán Suárez, rival directo en los promedios. “Lo que pasa es que muchas cosas de un equipo que viene mal se mejoran con trabajo y la realidad es que para el próximo partido tampoco vamos a poder trabajar. Los chicos hoy por hoy necesitan descansar y lo único que podemos hacer es hablarles, pero es muy difícil mejorar a un equipo desde el pizarrón. Por eso digo que hay que reconocer el esfuerzo que se está haciendo, están peleando en una zona difícil y lo están haciendo muy bien, con muchas ganas y con lo poco que hemos trabajado desde mi humilde entender, el equipo ha mejorado mucho. Falta el gol, es verdad, pero ya va a venir. Ellos venían golpeados y están mejor, el domingo es una gran final y si la ganamos estos chicos van a terminar muy bien el año”, sentenció De La Riva.

 

Miércoles 28 de Noviembre de 2012 | Fútbol Profesional

subir