La camiseta que nos gustó a todos

Salió un reedición de la casaca del ascenso del '94, para recaudar para las luces. En esta nota, Ariel Crivellé repasa detalles técnicos a través de una emotiva evocación de aquellos momentos.

 

INFO: Podés conseguir la camiseta del ascenso del 94 llamando a la sede social de 10 a 20, al 4243-2989. Es una edición limitada hecha por el mismo fabricante. Una reliquia. Valor: $ 200.

 

Por Ariel Crivellé

"La de Pepsi" es una de las joyitas del placard; una de las más bonitas  que alguna vez usamos. Fue vanguardista por donde se la mire. Combinaba la marca de agua que hoy nuevamente se puso de moda -y por aquellas épocas Inglaterra había estrenado para la Eurocopa 92- con el difuminado en las rayas que en el Italia 90 había causado sensación. Entonces, en cada fino bastón se podían ver varios escudos mil rayitas en distintas tonalidades de rojo.

Como si no fuera suficiente, el diseño se complementaba con una publicidad de prestigio internacional como Pepsi, cuyo nuevo logo en azul y rojo, parecía diseñado específicamente para nuestra casaca.
Esta camiseta fabricada por ED acompañó un ansiado camino al ascenso a la “B” Nacional, que puede revivirse al entrar al Gallardón por debajo de la tribuna de Boedo, cuando la oscuridad de nuestros párpados se transforma en recuerdo. Entonces vemos el efecto que toma un poético tiro libre uruguayo para colgarse del ángulo; sentimos el golpe seco de una pelota trabada por Cacho Córdoba y mientras sonreímos por el privilegio de haber disfrutado del último wing del fútbol argentino, intuimos que el “Negro” Romero va a desbordar haciendo equilibrio por la línea derecha.

 La última imagen nos transporta hacia lo excéntrico, para contemplar los inflables gigantes de la latita de gaseosa y el jugo que superaban la altura del gimnasio. Para ver Santa Fe exhibiendo un disfraz carnavalesco con cientos de banderines rojiblancos cruzando la avenida.

Vuelven a abrirse los ojos ya empañados y al ver en la tribuna algún hincha con esa gran camiseta que usamos en 1994, nos envuelve la inevitable sensación de amor desbordado que solo nuestro club nos puede provocar.

AUSPICIANTES: El principal era Pepsi, que por esas épocas hacia un importante relanzamiento que incluía  un cambio de fórmula que acercaba su gusto al por entonces imbatible sabor de Coca Cola. Cuando la Pepsi pasó de ser “fea” a “rica”, desembarcó en nuestra camiseta al tiempo que auspiciaba a los jugadores de la selección y a Gabriela Sabatini. En la parte trasera el laboratorio Baumer, actualmente establecido en Brasil, tenía su publicidad sobre el número.

CAMISETA SUPLENTE: En esa temporada, principalmente en la segunda rueda, se usó una camiseta suplente con base blanca inspirada en el modelo estrenado por Puma para la selección de Austria en Italia 90´. En este caso,  se invirtieron los colores y se redujo el ancho del detalle sobre el costado izquierdo.

PANTALÓN: A principio de temporada eran blancos; luego, negros. Terminamos con unos que llamaron la atención puesto que nunca se volvieron a repetir en nuestra historia. Se trata de unos negros, con una línea gruesa de aproximadamente 15 centímetros que abarcaba ambos costados continuando las barras de la camiseta titular. No solo quedaba muy bien, sino que también constituía un detalle innovador.

 

Martes 27 de Noviembre de 2012 | Info Diaria

subir