TEMPERLEY 2

Con la frente en alta. El Rojo cayó en forma inmerecida en Turdera. Tuvo dos errores fatales y por eso perdió. El gol lo marcó Guille Ojeda. A no caerse...

 

Fotos Especiales: Maximo Palamara

Cayó de pie. Como manda la historia. Como un grande. Si Los Andes perdió en Turdera fue porque cometió dos fallas fatales y no tuvo tiempo suficiente para cambiar el destino. Temperley, con poco (por no decir nada), se quedó con un triunfo que lejos estuvo de merecerlo. Pero bueno, como siempre decimos, el fútbol no sabe de injusticias y Lomas terminó besando la lona. Dolor, angustia, bronca, lógicamente. Aunque también orgullo, dignidad, y por sobre todas las cosas, la frente bien alta por este equipo que dejó todo en la cancha. Ya nos vamos a volver a ver en la segunda rueda, Celeste…
 
Destacados. De Pinto a Barale. De Nieva a Guille Ojeda. El partido culminó como empezó. Con Los Andes manejando y apretando bien lejos de su arco. ¿Cómo se explica la ventaja Gasolera al finalizar la primera mitad? Por un error desafortunado de Lucho Díaz. Esa era la única forma que tenía Temperley de ponerse en ventaja. Porque casi no había inquietado. Salvo algunos intentos esporádicos de Luis López, el resto era desorden y confusión. Y lo logró. Giménez quiso sorprender con un tiro libre y la pelota cruzó la línea de gol. Una picardía.

Pese a todo, Los Andes jugaba mejor. Siempre por abajo, el conjunto del Nene Díaz apostaba al dinamismo de Guille Ojeda en el mediocampo y las individualidades de Luis Bevacqua. Casualmente, dos intentos del 10 antes de que se baje el telón de la etapa inicial, maquillaban el partido con otro sabor.

La tesitura en el complemento no cambió. Temperley retrocedió en el campo y bien propio de un equipo que necesitaba festejar ante un rival superior,  apostó a la contra. Pero otra vez sucedió lo impensado. En nuestro mejor momento llegó el 2-0 local. Ahora por una jugada rápida que hizo terminar al 1 adentro de su propia vaya.

Iba cerca del cuarto de hora y el Nene movió las fichas. ¿Todo al asador? No, primero mandó a la cancha a Brian Nieva y luego a José Luis Gómez y Anibal Domeneghini. Y antes del ingreso del Pitu, Lomas fue a la carga y gracias a una precisa definición de Ojeda encontró el 1-2.

Faltaba menos de media hora por delante y el partido se jugaba al ritmo que proponía la visita. El sacrificio de Barale contagiaba, la última línea se revelaba, Visconti luchaba contra todos... En cambio, el Gasolero, acobachado, retrocedía ante el grito del rincón visitante y la vibra que llegaba desde nuestra Sede.

Pero no alcanzó. Los Andes murió en intentos y Temperley, con Manzanares liderando la tropa ultra defensiva (no exageramos), victorioso. La conclusión final fue unánime: los errores se pagaron caro.


SINTESIS


Temperley (2): Federico Crivelle; Carlos Ramos, Andrés Manzanares, Leandro Sosa, Nicolás Demaldé; Nahuel Pansardi, Emiliano Giannunzio, Emanuel Giménez, Matías Miramontes (ST 23´ Cristian Quiñonez), Luis López (ST 32´ Andrés Montenegro) y Mariano Campodónico (ST 27´ Sebastián Souto). Suplentes: Alejandro Medina, Martín Bezruk, Lucas Tejeira y Víctor Ormazábal. DT: Rodolfo Della Picca.

Los Andes (1): Luciano Díaz; Leandro Corulo, Gustavo Pinto, Pablo Nieva; Ariel Martínez (ST 20´ José Luis Gómez), Mariano Barale, Guillermo Ojeda, Abel Sandoval; Luis Bevacqua (ST 33´ Anibal Domeneghini); Javier Arias (ST 15´ Brian Nieva) y Aldo Visconti. Suplentes: Ariel Barros, Mariano Caporale, Luis Zeballos e Ignacio Ruano. DT: Juan Carlos Díaz.


Goles: PT 33´ Giménez (T); ST 15´ López (T) y 22´ Ojeda (LA).

Amonestados: Manzanares, Pansardi y Quiñonez (T); Brian Nieva (LA).

Arbitro: Carlos Stoklas.

Asistentes: Juan Galeano y Gustavo Penzotti.

Cancha: Temperley (muy mala).

 

Martes 23 de Octubre de 2012 | Fútbol Profesional


subir