Color local

Algunas apostillas que dejó la derrota ante el Canario: la previa de los jugadores en la sede, los pájaro de mal agüero, la maldita racha ante Fladria y la falta de fortuna del equipo, entre otras...

 

Por Pablo García

UNA VISITA ESPECIAL: Los jugadores de Los Andes estuvieron almorzando por primera vez en la Confiteria de la sede previo a un partido (Foto 1). El encuentro distendido no tuvo solo a los 18 futbolistas designados para enfrentar a Flandria sino que compartieron la mesa los miembros del cuerpo técnico, encabezado por el Nene Díaz (Foto 2). Un hecho más que sirve como motor para unir nuestra sede, recientemente recuperada, con la familia Milrayitas…

DÉFICIT EN LAS REDES: En los 10 partidos que disputó Los Andes solo convirtió en cuatro partidos, con un total de 7 alegrías: dos de ellos fueron en casa, con la victoria 3-0 ante Ssuso y la derrota 1-3 contra el Dragón. Ayer el equipo tuvo varias ocasiones pero entre el palo y Villa evitaron que los hinchas locales descargaran un nuevo alarido de gol. Sumadas las de Pablo Nieva, Visconti tuvo dos claras (un cabezazo y un mano a mano) y el arquero las pudo evitar con esfuerzo (Foto 3).

LE AHOGARON EL GRITO AL PELADO: Entre las diferentes oportunidades de gol del equipo de Lomas, el que tuvo la más clara fue el capitán Pablo Nieva. Sí, el defensor que se ganó la ovación por recuperar la pelota en cada oportunidad de riesgo llegó al área chica para pegarle con zurda y estrellar la pelota en el palo, cuando Villa hacía vista (Foto 4). No fue la única sino que también metió un cabezazo punzante que pudo desviar el 1 visitante (Foto 5). Además tiró una fantasía difícil de ver en un defensor: metió un caño de taco a Walter Díaz que quedó sorprendido ante su acción (Foto 6). El buen rendimiento de Nieva mereció un grito propio, aunque en el final el público le reconoció el esfuerzo con un gran aplauso.

TE CONOZCO: Hubo solo un par de encuentros ya que jugaron el partido Mariano Sardi, quien ascendió con Los Andes a la B Nacional, y Abel Sandoval. El defensor del Canario, que anduvo a los saludos con varios jugadores de Lomas (Foto 7), era el que más gritaba y ordenaba su defensa. En el segundo tiempo, una pifia suya en plena área obligó a Villa a enviar la pelota al corner cuando se le colaba peligrosamente. Por su lado, Sandoval tenía a muchos ex compañeros a quienes saludar (Foto 8), ya que jugó desde las inferiores en Flandria y estuvo hasta la temporada anterior. El volante recién pisó la cancha en el complemento y el primer remate, un centro que tomó dirección hacia el arco, complicó al uno de la vista…

PÁJARO DE MAL AGÜERO: Antes de comenzar el partido se escuchó: “Los teros son yeta”. Lo cierto es que en Lomas desde hace mucho tiempo los teros se acercan al Gallardón. ¿Quién sabe si la frase es cierta? Aunque a la suerte hay que ayudarla, ayer el destino no quiso que los hinchas de Los Andes festejen un  gol. Al mismo tiempo los dos teros estuvieron a puro grito de un lado al otro de la cancha. Un ayudante de campo avistó un pichón en plana cancha y se metió a rescatarlo sin mediación del árbitro. Mientras los teros seguían sobrevolando el campo, buscando escaparse de los jugadores…

PÁJARO DE MAL AGÜERO II: Es increíble la buena racha que tiene el Canario que con este ganó su quinto partido consecutivo en Lomas. El Milrayitas no se queda con los tres puntos en Lomas desde 2006, cuando lo hizo en Lomas por 4-2 con tantos de Marín Castagnino, Daniel Vega, Jorge Balanda y Marquitos Britez Ojeda para el local y descontaron Alejandro González y Gustavo Franco para la visita.

Domingo 7 de Octubre de 2012 | Fútbol Profesional


subir