Nuestra noche

La familia Milrayitas le dio la bienvenida a la nueva Confitería Resto de la Sede Social. Reencuentro, charlas, cena, recuerdos y por sobre todas las cosas, emoción. Esta historia recién empieza. Lo soñaste, lo soñamos...

 

En una punta, Mario encabeza la dulce melodía. En la otra, las chicas del Departamento de Damas se suman con los aplausos y la batucada. La SEDE, sí la SEDE con mayúsculas, volvió a ser el punto común de la familia Milrayitas. El viernes fue la tan ansiada inauguración de la Confitería Resto Los Andes y la emoción estuvo a flor de piel. Volvimos a inflar el pecho y respirar el aire que más queremos. “Dimos un pasito más”, sintetizó el presidente Pablo Paladino. Fue nuestra noche. La noche Milrayitas…

Los festejos no fueron por el Día de la Primavera. La explicación es muy sencilla: Los Andes. Simplemente Los Andes. Aquellos hinchas que habían realizado su reserva se dieron el gusto de disfrutar el nuevo Resto de la Sede. “Durante años estuvimos dormidos. Volver a estar en casa es lo que soñamos toda la vida. Estamos despertando”, expresó Mingo, uno de los presentes. A su lado, bien cerquita, estaba la mesa chica de Comisión e invitados de lujo: el Nene Díaz, Lucho Bevacqua, Ale Friedrich y Leo Corulo. Ellos también mostraron el apoyo a la causa.

“Como dije el otro día, todos los pasos que vamos dando tienen un significado y un sentido. Uno de los objetivos principales que nos planteamos cuando asumimos era recuperar esencia, mística y la apertura de esta confitería es un ejemplo de ello”, reconoció el máximo dirigente. “Uno ve rápidamente el optimismo que se genera en el hincha y te da más fuerzas. Es lógico que las expectativas en materia de fútbol siempre son altas, pero lo importante es que el socio nos está acompañado en todas estas iniciativas que tienen como finalidad recuperar la vida social de este club”, añadió.

De Pablo a Juan Carlos. De Paladino a Díaz. Después de cruzar unas palabras con nuestro presidente saludamos al más buscado de la noche. “Me pone muy contento ver que el club está creciendo. Recuperamos un espacio que era nuestro y lo veo todo muy bonito y arreglado”, respondió el entrenador entre fotos y abrazos de sus viejos amigos. Y para cerrar, después del estruendoso “Qué de la mano del Nene Díaz”, devolvió: “Agradezco el cariño de la gente y me siento participe de sus deseos”.  

Fue la primera noche de una de las tantas que se vendrán. “Espero que les haya gustado”; expresó Leandro, nuevo anfitrión del Resto. Todos coincidimos: gustó. Y vamos a seguir viniendo. Esta historia recién empieza…

 

Sábado 22 de Septiembre de 2012 | Confitería Sede

subir