La pelea desde abajo

Antes de recibir a Defe cruzamos unas palabras con el DT interino Damián Timpani. "Es tan bonito sentirse ganador que es difícil perder", motivó nuestro Coordinador. Los Andes quiere volver a la senda del éxito y escalar.

 

¿Cómo vivís este presente personal otra vez como técnico interino del equipo?
Tengo una sensación agridulce por el simple hecho de que Los Andes no está teniendo una buena temporada, pero a la vez me pone contento saber que el club nuevamente confía en mí.

Debe ser difícil no comparar tu anterior vez con el plantel profesional. ¿Se te viene a la mente aquella Promoción con Central Córdoba?
Y el recuerdo de aquellos partidos siempre está y va a estar el resto de mi vida. Más allá de la situación límite que nos tocó vivir fue algo muy bonito para mí y que nos hizo aprender muchas cosas. Sin dudas fue algo complicado, pero lo disfruté mucho.

¿Cómo viste al grupo en estos entrenamientos?
A los chicos los vi bien, capaz un poquito tensionados al principio, pero me parece que con el correr de los minutos se empezaron a soltar y terminó saliendo mejor de lo imaginado.

¿Con qué Los Andes se va encontrar el hincha Milrayitas este martes?
Trataré de que sea más agresivo, de adelantarlos en el campo de juego esos 7 u 8 metros que le faltaban y donde la actitud y las ganas de hacer las cosas bien es algo innegociable en mí.

En este último tiempo, se te vio muy pegado al cuerpo técnico saliente, ¿era el trabajo de Inferiores que necesitaba Villa Albertina?
Sí, es que fue así. De Raúl, el Chelo, el profe Diego me llevo un gran recuerdo. Una relación extraordinaria, trasparente, donde siempre he estado a disposición cuando me requerían y solo tengo palabras de agradecimiento. Hoy gracias a eso hay chicos del Selectivo que están entrenando en Primera o debutado y es algo que Pablo Paladino me pidió cuando me hice cargo de la coordinación de los chicos. Y creo que en un punto, entre todos lo fuimos logrando.

Durante estas horas estuviste analizando mucho a tu rival, ¿cómo juega Defensores?
Se para 4-4-2, con defensores que no se ubican en su posición natural, como el 4 que es central. También tienen un zaguero bastante alto, zurdo, que va bien en el juego aéreo. Por otro lado, el lateral izquierdo se suelta mucho más, pero creo que ahí estamos bien cubiertos por la caída de nuestros volantes. Y después cuentan con una línea de volantes bastante normal para la categoría, donde sí tienen dos puntas peligrosos. Uno que viene de marcar y otro de gran porte. Pero estoy con muchísima confianza y muchísima fe de que las cosas van a salir bien.

No fue mucho el tiempo que pudiste trabajar con el plantel, pero sos consciente que Los Andes necesita ganar. ¿Cómo se hace para levantarle el ánimo a un plantel en 24 horas?
Sí, seguramente el deporte tiene este tipo de injusticias aunque estoy realmente convencido de lo que estoy haciendo y creo que tengo los fundamentos necesarios para llevarlos a cabo. Hoy el fútbol es todo control-toque, control-toque, mucha movilidad y tener la posesión del balón. Lo bueno es que cuento con la materia prima para hacerlo y después está en la naturalidad, en la soltura de los chicos que vayan confiando en sí mismo. Lo que sí, lo único que puedo decir es lo que les transmití a cada uno de ellos. La carrera del futbolista es tan corta que cuando están en un club bárbaro, donde realmente se paga bien y te cumplen, es feo que desperdicien un año. Entonces, tienen que aprovecharlo. Es tan bonito sentirse ganador que es difícil perder. Por eso creo que todavía están a tiempo de agarrar esa dinámica, ese crecimiento colectivo y ojalá lo puedan demostrar en la cancha. 
 

 

Lunes 10 de Septiembre de 2012 | Fútbol Profesional

subir