Las palabras justas

Laura Abbate, integrante del Departamento de Damas, le pone el moño a los festejos del Día del Niño. Su mensaje nos llenó de emoción y de optimismo para lo que viene. La unión por Los Andes es la clave. Sigamos así...

 

En una reunión del Departamento de Damas, hace 2 meses,  planteamos la posibilidad de realizar algo para el Día del Niño, en nuestra sede recuperada.

Preparamos todo a pulmón, se nos aliviano mucho con la colaboración desinteresada de integrantes de la Comisión Directiva, de los chicos del Grupo Sede y de muchos amigos y familiares que nos fueron donando un montón de cosas.

Fueron días y días pintando latas, botellas, copas, corchos de plástico, ideando juegos, llamando a nuestros amigos de “Había una vez” (quienes nos dieron algunas ideas) y los “Titirifeos”, realmente unos capos.

Personalmente no veía el momento en que llegara el 18 de agosto a las 15:30, invite a cuanto hincha, simpatizante y amigo de Los Andes veía o hablaba. Y el día llegó. Mucha lluvia en la semana, y rogaba que eso no detuviera a los chicos.

Con las chicas preparamos todo: los juegos, el inflable para los más pequeños, un metegol, las bolsitas con las golosinas de regalo, los alfajores, la chocolatada, los premios para el sorteo, las bicis.

Entre todas nos maquillamos con brillos y vinchitas con adornos. Estábamos cansadas, pero felices
Llegó la hora, dejó de llover y nos visitaron los primeros chicos con sus familias.

Ver esas caritas de felicidad, con la alegría con la que jugaban y se divertían, no tiene precio y automáticamente se me iban todos los dolores y el cansancio que podía tener en ese momento.  Ver a los padres y abuelos disfrutar con ellos tampoco.

Me alegro mucho ver a los directivos de Los Andes y a los chicos del Grupo Sede recorriendo el salón con una amplia sonrisa junto a sus chicos y amigos...

La cara de los chicos cuando se hicieron los sorteos. Aunque no ganaban, estaban felices, sonrientes, contentos

Cuando ya se estaban yendo las familias, una señora me dijo: “Le dije al presidente que hace muchos años que no venía a la sede, porque la veía oscura, vacía, tétrica, y cuando hoy entre sentí un olorcito que me encantó, olorcito a casa. Es la primera vez que veo una Comisión tan fuerte de mujeres, vine con mi hijo y mi nieto, gracias por lo que hicieron”. La mire, le agradecí el haber venido. Más no pude decir porque se me hizo un nudo en la garganta.

Y el día tan esperado terminó. Esta fiesta me lleno el alma, me dio más energía para encarar nuevos proyectos, para que la fiesta Milrayitas no termine nunca, para que la familia Milrayitas realice una y mil fiestas en la sede recuperada.

Ahora que el día pasó, que me bajó un poco la adrenalina, solo me queda decir MUCHAS GRACIAS a los miembros de Comisión Directiva que nos ayudaron y colaboraron, a los chicos del Grupo Sede, pero especialmente  a todas las chicas del Departamento de la Mujer. Realmente estoy orgullosísima de ustedes. Nos pelearemos, gritaremos y tenemos distintas formas de ver las cosas, pero hay algo muy importante que nos une EL AMOR POR LOS ANDES.


María Laura Abbate
Departamento de Damas del Club Atlético Los Andes

 

Domingo 19 de Agosto de 2012 | Depto Damas

subir