Listo con la tropa

El refuerzo Mariano Barale ya conoció a sus nuevos compañeros. Este viernes se incorporó a las prácticas y hasta se dio el gusto de participar del ensayo formal. "Trataré de aportar lo mío para sumar", reconoció el volante derecho de Colegiales.

Por Leandro Saltamerenda

Fue uno de los primeros en llegar y el último en irse. Acompañado por su ladero Luis Zeballos, con quien compartió el último año en Colegiales, Mariano Barale,  nuestro quinto refuerzo, inició su ciclo en Los Andes y dio rienda suelta a la ilusión. Como todos, impactado por el mundo lomense, no ocultó su sensación. "Vengo a un grande, a un equipo con mucha historia", expresó al finalizar el entrenamiento.

¿Cómo fue tu primer día en Los Andes?
Muy bueno, la verdad que la bienvenida fue la mejor. Por suerte conocía algunos chicos, como el Chavo Pinto, el Chino Scamporrino y mismo Luis, que me habló muy bien de todos y eso me va a facilitar incorporarme al grupo.

¿Qué pasó cuando te dijeron de venir a Lomas?
Desde que hablé con Orlando (por el manager Romerito) y me llamaron, me puse muy contento. Nunca dudé de venir acá. Los Andes es un club grande y trataremos de aportar ese granito de arena para llegar a lo más alto.

¿Cómo ves el mercado de pases en líneas generales?
Creo que la mayoría se están reforzando muy bien y apuntando a lo mismo. El hecho de que cambie el sistema del torneo, te da más posibilidades de ascender y creo que cualquiera sueña con lo mismo. Pero va a ser muy parejo y ojalá podamos pelear el título.

Sabés que fuiste pedido exclusivamente por el cuerpo técnico…
Sí, Orlando me había dicho que Raúl tenía ganas de contar conmigo y hoy estuve hablando un ratito en el campo de juego. La verdad que tanto él como el Chelo son dos personas con mucha trayectoria en el fútbol, campeones de todo, y yo trataré de aportar lo mío para sumar.

¿Y cómo sentiste en la práctica?
Bien, cómodo. Tal vez un poco cansado por las dimensiones de la cancha comparándola con Colegiales, pero con el tiempo me voy a ir acostumbrando. Igual me gusta porque tengo más espacios y más libertad de jugar.

Además de volante también jugaste bastante de lateral…
Sí, no tengo problemas en jugar en varias posiciones.  En Ferro, en su momento, con el Tata Brown como técnico, jugábamos con tres en el fondo y yo lo hacía de lateral-volante. Así que si el entrenador me necesita voy a estar, ya sea con 4 o 3 defensores.

¿Te imaginás jugando en el Gallardón con todo el público a favor?
Sí, va a ser algo hermoso. Este es un club grande y la gente se hace sentir. Cuando me tocó venir a jugar contra Los Andes, el apoyo se sientió y ahora tenerlo de mi lado va a ser las cosas más facil.

 

 

 

Viernes 29 de Junio de 2012 | Fútbol Profesional


subir