El Pitu de Lomas

José Luis Gómez puso la firma y renovó el contrato por un año. De esta forma, el volante comienza el tercer ciclo consecutivo con la camiseta Milrayitas. "Si pasó esto por algo será; ojalá que nos espere lo mejor", expresó. Los goles que ya van a venir...

Por Leandro Saltamerenda

“Vení José, sácate una foto conmigo firmando el contrato”. El Pitu es el Pitu. Capaz de agarrar una pala para realizar una producción fotográfica o desafiar públicamente al Chelo Delgado reclamando una apuesta que no fue. Y este miércoles, a segundos de sellar un nuevo vinculo con Los Andes, José Luis Gómez tampoco perdió su esencia. Lapicera en mano, repasó punto por punto el contrato y sobre el capó de un auto (un desfachatado total) metió el gancho más esperado. Ya está, objetivo cumplido. Para él y para aquellos hinchas que estaban preocupados por una firma un tanto dilatada. Pero el volante, autor de 9 goles en la temporada anterior, trajo calma y a su manera, abrió el tercer ciclo con la camiseta Milrayitas. “¿A ver cómo salí en la foto? No, mira esos pelos”, se preguntó, se contestó, todo junto. Igual, lo más importante ya había pasado. Lo tenemos un año más en el club. Por más gritos en la red…


Se dio lo que querías…
Sí, estoy muy contento. Siempre adentro mío o mismo en mi casa, con mi señora, les decía que yo quería quedarme en Los Andes. Y bueno, si pasó esto por algo será; ojalá que nos espere lo mejor. Hoy me siento feliz de renovar el contrato y lo vivo así.

Entre tus íntimos habías dicho que era difícil que puedas jugar en otro club de B Metro…
Uno siempre quiere progresar y sentí que tuve un gran año. Pero sinceramente en esta categoría, más que en Los Andes dónde voy a estar mejor. Además, los dirigentes me demostraron que me querían, estoy muy cómodo y principalmente tengo amigos como Ariel, Luchito, que me hacen sentir muy bien y a la hora de arreglar un contrato eso también vale.

Pensar que tus primeros pasos en el club no se dieron de la mejor manera…
Sí, como a veces hablamos con los chicos, la gente tal vez no sabe, pero al jugador le cuesta adaptarse a un club. Y la verdad es que Los Andes es un equipo con presión y se hace difícil. Pero sí, por suerte se fueron dando las cosas y hay que entender que los triunfos son grupales, nunca individuales. Igual, yo me quería quedar. No era el momento para conocer un club nuevo, compañeros nuevos. Acá sinceramente estoy muy bien y me siento muy a gusto.

Y el feeling que conseguiste con el hincha también es especial…
A mí siempre me cuenta Ariel que la gente habla bien de uno, que me quiere y la verdad que te pone contento. Tiene mucho que ver. Yo se que si no me quiere el hincha y no te quiere nadie te tenés que ir. Pero por suerte tengo el apoyo de algunos compañeros, de mi familia y de ellos principalmente.

¿Cómo ves al nuevo plantel?
Estamos bien, todavía falta mucho para empezar. Lo único malo es que se fue el Negrito Romero. La verdad, me quiero morir. Lo tuve un año de compañero y sinceramente compartir el equipo con él fue algo increíble. Lamentablemente para ascender necesitas un buen 9 y él ya no está. Pero ojalá que el que venga tenga hambre y muchas ganas de triunfar.

¿Se empieza a sentir un poco el trajin de la preparación?
Y el profe nos está matando… Pero la verdad está muy bien. A veces uno se fastidia porque hay que correr y correr y nosotros queremos agarrar la pelota, aunque él tiene razón. Creo que a la larga en la temporada pasada mejoramos mucho en lo físico y hay que seguir de la misma forma.

¿Cuál es la meta para este año?
Mi objetivo siempre es el mismo. Este es mi tercer año en el club y la idea es pelear el ascenso. Ni bien llegué, hicimos una campaña muy mala, jugamos la Promoción y fuimos para atrás. Ahora en cambio mejoramos mucho, hicimos todo para alcanzar el Reducido y nos despedimos con una muy mala imagen ante Chicago. Así que este año no prometo nada y lo que más quiero es que el equipo tenga humildad, sacrificio y después con eso hay que dejar que corran los días y vamos a ver qué pasa cuando arranque el torneo.


 

Miércoles 27 de Junio de 2012 | Fútbol Profesional


subir