NUEVA CHICAGO 3

Punto final para esta historia. El Torito le aplicó un duro golpe al Milrayitas y lo dejó afuera de la lucha por ascender. Contra un mal partido no hay nada qué decir. Ahora a pensar en el futuro.

Por Leandro Saltamerenda

Tres cachetazos lo devolvieron a la realidad. Se terminó el sueño. Se terminó la ilusión. Los Andes cayó 3-0 en Mataderos y quedó eliminado en cuartos de final del Reducido. No hay más vuelta que darle. Chicago fue superior y por eso ganó. Al Milrayitas no le alcanzó con el buen trabajo que había hecho en los primeros minutos del partido. Después del 0-1 se pinchó y quedó a la deriva. Y si el encuentro no finalizó en una goleada mayor fue porque Lucho Díaz y el palo lo evitaron. Ya está. Es duro, pero no hay otra opción: a pensar en el próximo campeonato.

Del encanto a la decepción. Salvo los 25 minutos iniciales, el resto del encuentro fue todo del local. El Verdinegro y el Rojo coincidieron con el planteo táctico, aunque no es su ejecución. Y fue el conjunto de Marcelo Franceschini quien mejor supo potenciar sus virtudes. Después del buen arranque de Damián Luna, el Torito anuló por completó los circuitos de juego lomenses y tuvo todo a su merced. Cuando quiso se paró de contra y cuando no atacó con convicción. De las dos formas lastimó. Con el cerrojo Serrano-Bochi achicando los espacios en el círculo central y sus dos volantes externos (el tractorcito Scifo, así lo llaman algunos en Mataderos, y el colombiano Ramírez) a la cabeza pisó seguido el campo de la visita.

Ahí estuvo la clave. Chicago repartió con inteligencia sus fichas en el medio y Lomas lo padeció. Pero también padeció la marca escalonada que le aplicaron a Luna y el poco abastecimiento a Leo Romero. Lucho Bevacqua, por ese entonces, era el único que intentaba y generaba peligro. Hasta que llegó la apertura del marcador... Después del gol de cabeza de Cáceres (ya no vale la pena discutir si la pelota entró o no), nadie podía salvar al Milrayitas. Ni el más devoto del Chapulín Colorado. A partir del 1-0 fueron casi 50 minutos, sin contar el entretiempo lógicamente, de suplicios y lamentos.

El destino ya estaba echado. Para la segunda mitad, el técnico Cascini mandó a la cancha a Damián Bogado, aunque el cambio trajo solución. El Rojo terminó de entregar sus armas y con Guille Ojeda solo en la recuperación, el dueño de casa lo ajustició. El segundo lo marcó Christian Gómez desde los 12 pasos y el último Carboni, tras haberse sacado la mufa por el penal que había fallado un cuarto de hora atrás.

Las tapadas de Lucho Díaz, la expulsión de Vega, los intentos aislados en el área rival... Todo queda de lado. El Milrayitas perdió y le puso punto final a su sueño Nacional. Ahora habrá un tiempo considerable para repasar errores y aciertos y empezar a trabajar de nuevo por un Los Andes protagonista. 

 

SINTESIS

Nueva Chicago (3): Daniel Monllor; Leandro Testa (ST 39` Emiliano Lago), Samuel Cáceres, Matías Escudero, Lucas Banegas; Adrián Scifo (ST 28` Juan Vinaccia), Julio Serrano, Roberto Bochi, José Ramírez; Christian Gómez (ST 35` Ezequiel Petrovelli) y Leonardo Carboni. Suplentes: Rodrigo Drago, Juan Barreña, Eduardo Berón y Cristian Alfaro. DT: Marcelo Franceschini.

Los Andes (0): Luciano Díaz; Leandro Corulo, Gustavo Pinto, Pablo Nieva, Jorge Vega; Luis Bevacqua (ST 15` Ignacio Ruano), Guillermo Ojeda, Eduardo Vilce (ST Damián Bogado), José Luis Gómez; Damián Luna y Leonardo Romero. Suplentes: Ariel Barros, Angel Alonso, Alejandro Mena, Emmanuel Francés y Jonatan Tridente. DT: Raúl Cascini.


Goles: PT 35` Cáceres (NC); ST 6` Gómez, de penal, (NC) y 42` Carboni (NC).

Amonestados: PT 25` Scifo (NC) y 42` Cáceres (NC); ST 6` Nieva (LA).

Expulsado: ST 26` Vega (LA).

Detalle: ST 26` Carboni (NC) estrelló un penal en el travesaño.

Arbitro: José Carreras.

Asistentes: Gustavo Penzotti y Galeano.

Cuarto Arbitro: Martín Gonaldi.

Cancha: República de Mataderos.

 

 

Martes 29 de Mayo de 2012 | Fútbol Profesional


subir