Depende de ustedes

Una previa doble. En sus pies están gran parte de las ilusiones de Lomas. Sí, el Pitu Gómez y Leo Romero, los goleadores de este Los Andes que quiere dar el golpe en Mataderos. Juntos podemos...

Por Leandro Saltamerenda

Los Andes los disfruta, el resto los sufren. Cualquier equipo los quisiera tener en su plantilla. Entre los dos suman más de la mitad de los goles que alcanzó el Rojo en el torneo. Uno terminó como máximo goleador y el otro se alzó en el Top 3 de los volantes que más convirtieron. Leo y el Pitu. El Pitu y Leo. No hacen faltan más palabras para presentarlos. Sí, de Leonardo Romero y José Luis Gómez se trata. Juntos otra vez. En esta oportunidad para animarse a la producción del Sitio Oficial. A horas del partido más esperado. A horas de visitar al mismísimo Chicago.

¿Chicago?, dijeron por ahí. Exacto. El rival que muchos Milrayitas se morían de ganas por enfrentar. “Yo cuando me enteré que jugábamos con ellos me puse muy contento porque todavía no me olvido que nos pasaron por arriba en Lomas”, asume Gómez. “Nosotros necesitábamos una revancha y bienvenido que sea en esta instancia del Reducido”, asiente su amigo Romero. 

Después de hablar del Torito aceptan referirse al plano individual. Los dos, sin restricciones. En primera persona. “Estoy muy contento con mi presente. La verdad que no se sale goleador todos los días y menos en un club como éste, tan grande. Si bien uno siempre piensa en convertir, nunca me imagine que podía alcanzar esta cifra”, expresa el Leogol. “A mi me pasa igual. Cada vez que arranca un torneo apuesto a dar lo mejor y creo que hice las cosas bastante bien”, se suma el volante. Y agrega con un dejo de autocrítica: “Yo quería llegar a los 10 goles, pero bueno, 9 también sirven”. Insaciable...

¿Cómo nació este dúo dinámico? “Ni bien llegue al club, el Pitu me brindó la mejor onda y armamos una linda amistad. Por eso también estoy contento por él. No es común que un mediocampista haga muchos goles y ahora espero que en el Reducido alcance los 10 que tanto quiere”, cuenta el goleador. “Es que cuando vienen chicos nuevos al club, uno trata de integrarlos y se da. Pero sí, yo me pegue mucho al Negro y la verdad que me salió bastante bien porque a su lado pude hacer 9 goles”, reconoce el ex All Boys.

Ahora, las preguntas tienen otra dirección. El partido, las cosas en juego, las realidades de cada uno y más. “Personalmente tener desventaja deportiva no me importa. A veces cuando contás con una pequeña diferencia a favor, te confías, te metés atrás, y de después si te embocan faltando 5 minutos te queres morir. Así que es mejor que ellos corran con ventaja. Nosotros tenemos que salir a ganar en todo momento”, asegura el Pitu Gómez. En cambio, Leo Romero elige otro discurso: “Estos partidos hay que disfrutarlos. No siempre te das el lujo de jugar un Reducido y hoy nos toca a nosotros”.

“No sirve de nada salir goleador del torneo si después no ascendemos”, dice Leo. “Uno tuvo la suerte de vivir ese momento y está bueno festejar todos juntos colgados del travesaño”, redobla el Pitu. Los dos lo saben, lo presienten, lo imaginan. El sueño Nacional depende de este cruce. Esperamos otra alegría…

 

 

Martes 29 de Mayo de 2012 | Fútbol Profesional


subir