Color local

Tarde fría y lluviosa. Pero los que estuvieron en el Gallardón vieron brillar casi como lo hace el sol a la esperanza de entrar al Reducido. Además de la victoria, hubo debuts en la red, bautismo en cancha y en el banco...

Por Pablo García

PRIMERA VEZ: Ya estaba haciendo méritos para transformarse en la figura del partido. Parece que Gustavo Campuzano después del pisotón en la cabeza dentro del área le acomodó un poco más las ideas para cumplir su sueño. Ya con una gran vincha blanca que ocultaba su corte a la altura de la oreja, tomó la pelota casi entrando al área y la picó de manera extraordinaria al segundo palo de Jara, que no pudo descolgarla. Pasaron 29 encuentros para que Guille festejara por primera vez. Y fue en una gran forma, no solo por el golazo que convirtió sino porque gracias a este Lomas consiguió los tres puntos… (FOTO 1 y 2)

DEBUT: Jorge Vega entró por primera vez a la cancha para ocupar lateral izquierdo, mientras su familia lo alentaba desde la platea. El pibe, que hace poco cumplió sus 20 años, desbordó por su punta tirando un par de centros y también se la sacó de encima cuando estaba comprometido. Leo Aguirre, su medio hermano y canterano Milrayitas que está a préstamo en El Porvenir, dijo: “Me vine corriendo cuando supe que Jorge fue uno de los citados por Cascini”. Leo sufrió a la par de su hermano pero, tras el pitazo del árbitro en la primera etapa, sentenció: “por suerte ya pasó los nervios”. Y tenía razón porque el debutante lo notó más suelto en el complemento y hasta se animó a tirar un par de amagos y eludir para sacarse de encima a las marcas. Cuando finalizó el partido, Aguirre gritó; “¡partidazo!”. Leo vuelve a fin del torneo al Milrayitas y ya sueña jugar por el mismo sector con su hermano Jorge… (FOTO 3 y 4)

DÍAS DE GLORIA: Fede Díaz estuvo ocupando un lugar en el banco de suplentes por la lesión de Maxi Scapparoni, quien estuvo alentando a sus compañeros desde la tribuna. Es la primera vez que el pibe ocupa un lugar entre los 18 jugadores de campo de juego. Esta vez  Lucho Díaz tenía como reemplazante a otro Díaz… (FOTO 5)

LA LIGÓ EL JUEZ: Si bien el árbitro comenzó con el pie derecho el partido, al regalarle la moneda a Nieva (quien ganó el sorteo), todo cambió con el correr de los minutos. Tras la infracción la caída de Guille Ojeda en plena área y el pisotón de Campuzano, un hincha de Los Andes agarrado del alambrado le gritó un rosario de improperios a Pablo Dóvalo por no haber cobrado nada. Es que Guille terminó con un vendaje en la cabeza tras que sangrara a la altura de la oreja. El simpatizante siguió por largo tiempo, hasta que tiró: “¿Qué me mirás?”, y siguió increpándolo. Mucho peor fue cuando no vio el golpe del Pelado Cerruti al goleador nuestro, quien terminó el partido con algodones en la nariz. Apenas volvió a la cancha, Leo Romero lo fue a buscar rápidamente al 6 del Tricolor aclararle algunos puntos sobre el manual de buenas costumbres y enseñarle todos los insultos que sabe… (FOTO 6, 7, 8 y 9)

SACAME UNA FOTO: Le hacemos el favor a los jugadores de Armenio que posaron pero no había quien los fotografiara. Además, había un motivo especial: Una bandera conmemoraba el genocidio armenio que comenzó ya iniciada la primera Guerra Mundial, con una extensión de ocho años, y tuvo un saldo de alrededor de 500 mil víctimas. (FOTO 10)

Sábado 28 de Abril de 2012 | Fútbol Profesional


subir