Vuelta a casa

No falta tanto para el 23 de mayo, día que se tratará en Asamblea la rescisión del contrato de La Sede. "Para que no sea tan larga la espera, el sábado nos acercamos para hacerle unos mimos", dice Leo Simonetta en exclusiva para el Sitio Oficial.

Por Leonardo Simonetta (integrante del Grupo Sede)

Cuando pasado el mediodía del sábado subí al gimnasio de La Sede (así con mayúsculas) y ví la energía de toda esa gente laburando desinteresadamente, movidos por un sentimiento único de amor por el club, además de emocionarme, sobre todo por esa incertidumbre que generaba cada acción pensada en pos de la recuperación sobre la respuesta de los hinchas, lo primero que se me vino a la cabeza fueron las palabras de un ex dirigente “visionario” que cuando empezamos con esta lucha nos dijo:  “…¿para qué quieren La Sede?, no se dan cuenta que la gente ya no va a los clubes si no a los shoppings” . Y también las de un amigo del Grupo Sede, quien enterado que finalmente el 23 de mayo se realizaría la tan ansiada Asamblea de Representantes de Socios sentenció: “Ese día debe ser declarado el Día Mundial del Hincha de Los Andes”. En ese momento pensé que era otra locura de Mario, de quien dicen la sangre le corre en rojo y blanco, sin embargo, no es descabellado imaginarlo, se trata de un hecho fundamental en la vida institucional del club. Faltaban 40 años de contrato VERGONZOSO  para recuperarla, mis hijos no la conocían ni la iban a conocer y yo con 40 encima salvo que pusieran unas mesas de ajedrez tampoco la disfrutaría.

A las 9:30 llegaron los primeros y colgaron una bandera roja y blanca en la puerta (los colores de los verdaderos dueños). La cantidad de basura y el descuido acumulado durante tantos años  parecía imposible revertirse en un día, pero el hincha es “increíble” y si se multiplica por 100. Con ganas de trabajar no hay inalcanzables.  Respondieron a la consigna  y se fueron acercando trayendo de todo: bolsas de residuos, baldes, escobas, trapos de piso, palas, artículos de limpieza, hidrolavadoras, cemento, arena, herramientas, etc.  Cerca de las 16, cuando las tribunas habían vuelto a su lugar, a las palomas, otras que quisieron adueñarse de La Sede, se le taparon las entradas, el escenario ya no tenía escombros, los baños eran un lugar digno de entrar y los viejos vestuarios dejaron de ser un depósito de basura, llegó el momento de las hamburguesas, los cantitos, la foto del final con la satisfacción de la tarea cumplida y como corolario un lindo picado jugado con los dientes apretados y mucho público en las tribunas.  

¿Será casualidad que sea el 23 de mayo el día elegido para la Asamblea? El mismo que en 1810 se votó la destitución de quienes ocupaban ilegítimamente nuestro país. Parece grandilocuente la comparación, pero para nosotros los hinchas de Los Andes no lo es.

En nombre del Grupo Sede no tenemos palabras de agradecimiento para todos los que nos acompañaron en las marchas, en el Almafuerte, en la Plaza Libertad, en la jornada de limpieza y los que lo siguen haciendo día a día en las redes sociales. Falta poco menos de lo pensado y ese día sí tenemos que estar todos juntos más que nunca para cantar: “… de Los Andes, La Sede es  de Los Andes, La Sede es de Los Andes”…

Jueves 26 de Abril de 2012 | Info Diaria


subir