Vuelve para ganar

Hoy la previa tiene como protagonista al rosarino Eduardo Vilce. El volante ingresa en lugar del suspendido Francés y nos cuenta su presente y el del equipo. Una charla a fondo a horas de recibir al Gallo.

Por Leandro Saltamerenda

¿Cómo llegan a esta fecha entre semana ante Deportivo Morón?
Venimos de una derrota muy dura para nosotros. Más allá de que no tuvimos mucho tiempo para trabajar tratamos de mejorar algunas cosas y recuperar las fuerzas en este partido.

¿El otro día se vieron sorprendidos por el rendimiento que tuvo Platense?
Si bien sabíamos que ellos tenían jugadores livianitos y rápidos, un poco nos impactó la forma que nos salieron a jugar. Pero también somos conscientes que estamos en las últimas instancias del torneo y todos los equipos quieren ganar para tener un lugar en el Reducido o ahí arriba. A nosotros nos debe servir de ejemplo para saber que no tenemos que regalar nada.

¿Fue uno de esos partidos donde no te sale nada?
Sí, no nos salió nada. Tal vez no jugamos bien, pero intentamos y no pudimos. Por eso, ahora hay que pensar en Morón y olvidarse rápido de lo que pasó. Este tiene que ser nuestro punto de partida para que de acá al final podamos clasificar al Reducido.

¿En lo personal cómo estás? ¿Te costó adaptarte al mundo Los Andes?
Yo sabía lo que era venir a este club, sea por la historia, la convocatoria o las obligaciones que tiene. Pero debo reconocer que el cambio fue muy grande. Traté de adaptarme rápido y me pueden haber salido las cosas bien o mal, pero siempre traté de dejar todo por esta camiseta que es a la que me debo hoy.

¿Ese cambio incluyó cuestiones extrafutbolísticas?
Sí, fue rotundo. Pero no me arrepiento. La verdad que tanto yo como mi familia necesitábamos cambiar de aire y la chance que me dio Los Andes fue algo muy bueno para nosotros. Creo que crecimos mucho y nos sirve para lo que viene.

¿El vivir cerca de la cancha te facilitó más las cosas?
Estar en Lomas te hace sentir bien. Desde la gente que pasa caminando y te dice algo o hasta los que tienen puesta una camiseta o un pantalón. Saber que muchos piensan que tenemos buen equipo y no merecemos pasar por estas circunstancias te hace bien. Pero yo se que son resultados del fútbol y todo puede pasar. Ahora hay que estar tranquilos y frío de la mente, porque si te caes psicológicamente va a ser mucho peor.

El festejo del gol ante Defensores de Belgrano no fue ninguna casualidad…
Sí, el gol fue un desahogo muy grande para mí y para toda mi familia. Justamente ese día ellos no estaban en la cancha y después llegar casa fue algo muy lindo. Qué la nena te reciba con un abrazo, hablar con mi mujer, saber que estaba feliz y a la vez llorando porque había hecho un gol. Entonces, ese tipo de cosas a mi me dan muchas más fuerzas para seguir adelante y voy a dar pelea hasta el final. Estando adentro o afuera, trataré de dar lo mejor de mí y siempre positivo para el grupo.

Sos de analizar muchos los partidos y las situaciones, ¿qué podés decirnos de este presente de Los Andes?
Y creo que es un presente muy irregular. Cuando yo llegue sabía cómo venía la mano y todos coincidíamos en lo mismo. Pensamos que íbamos a arrancar de una mejor manera y a ganar mucho partidos. Pero a pesar de que fuimos superiores a varios equipos no pudimos sacar los tres puntos y eso nos perjudicó.

Pese a todo todavía están en zona de Reducido…
Sí, eso sí. Por circunstancias del juego, muchos equipos no te salen a jugar y se hacen partidos muy duros en mitad de cancha, con muchos roces y por ahí lleva a que en un minuto te desconcentras y te pueden hacer un gol. Por eso creo que a esta altura, sumar siempre es bueno.

Hablaste de roces, fricción. ¿Te perjudicó un poco la forma de jugar de la categoría?
Puede ser. Yo estoy acostumbrado a ser un jugador de tener la pelota en los pies, de tratar de buscar buen destino de pase y lamentablemente en esta categoría tenés que jugar muy rápido. Es a uno o dos toques cómo máximo porque si la tenés mucho te presionan, te pegan y sí, por ahí en los primeros partidos las cosas no fueron faciles.

¿Para qué esta este Los Andes?
Creo y estoy convencido que estamos para terminar adentro del Reducido y después en el mano a mano es otra cosa. Es a un solo partido, a cara de perro y saber que se tiene que dejar todo adentro de la cancha para seguir con vida en el torneo.

 

Lunes 2 de Abril de 2012 | Fútbol Profesional


subir