PLATENSE 2

Tropezón en Vicente López. El Milrayitas fue superado ampliamente por su rival y se perdió una buena chance de descontarle puntos en la lucha por entrar al Reducido.

Por Leandro Saltamerenda

No hay excusas. Los Andes cayó merecidamente en Vicente López. Platense fue amo y señor del partido y por eso ganó. Así de fácil. De nada sirve echarle culpas al destino o la mala suerte. El conjunto de Raúl Cascini tuvo una noche olvidable y se volvió a Lomas besando la lona. Como sucedió cada vez que le tocó enfrentar a los de arriba. Sarmiento, Estudiantes, Brown (Adrogué), Colegiales, Nueva Chicago y ahora el Calamar. La deuda interna…

Poco se vio del Milrayitas de las últimas fechas.  Salvo algunos minutos del segundo tiempo, la visita nunca pudo reaccionar. Estuvo inseguro en el fondo, perdido en el medio y a la deriva en los metros finales. Y por si fuera poco le tocó un rival que mostró dotes de equipo alta gama. Rápido, atrevido, punzante y sobre todo, solidario. Su polo opuesto.

El reloj marcaba el cuarto de hora y el Calamar ya había tenido dos chances claras para ponerse en ventaja: un cabezazo de Molina que hacía lucir a Lucho Díaz y un mano a mano desaprovechado por Zacaría. Pero el ex Almirante pronto iba a tener revancha. A los 22 minutos se paró frente a la pelota para patear un tiro libre y con un zurdazo perfecto provocó el delirio de todo el pueblo Marrón. Golazo.

El 0-1 complicó las cosas. Es que Los Andes entró en una profunda crisis y no encontraba la forma de despertarse.  En cambio, Platense movía la pelota de un lado a otro y los nervios se multiplicaban. Sobre el final, cuando el conjunto de Nardozza bajó los decibeles, el CALA recuperó un poco del aire y esperó el segundo tiempo más confiado.

Pero la ilusión Milrayitas duró un suspiro. En el complemento, si bien la visita había evidenciado una mejoría, Platense apretó el pie en el acelerador y con una jugada elaborada llegó al 2-0. Alfredo Abalos, de lo mejor de la noche, armó una buena combinación por la derecha, envío un centro atrás y apareció solo Federico Carneiro para decretar el 2-0. Si antes era difícil remontar la historia, imagínate ahora…

Y así fue. A pesar de las ganas de Leonardo Romero y las individualidades de Damián Luna, Lomas perdió la esencia de las últimas fechas y quedó preso de sus propias limitaciones. 


SINTESIS

Platense (2): Martín Bernacchia; Osvaldo Vila, Angel Puertas, Ramiro Fassi, Gastón Schmidt; Federico Carneiro, Guido Rutili, Jonathan Zacaría (ST 32´ Sebastián Battaglia); Juan Manuel Olivares; Alfredo Abalos y Javier Molina (ST 42´ Alexis Blanco). Suplentes: Angelotti, Barreal, Barreiro, Quiroz y Solignac. DT: Fabián Nardozza.

Los Andes (0): Luciano Díaz; Alejandro Mena, Gustavo Pinto, Pablo Nieva, Emir Ham (ST 24´ Martín Rose); Luis Bevacqua (ST Maximiliano Castano), Guillermo Ojeda, Emmanuel Francés, José Luis Gómez; Damián Luna y Leonardo Romero. Suplentes: Maximiliano Scapparoni, Mauricio Pedano, Eduardo Vilce, Leonel García Barros y Franco Asencio. DT: Raúl Cascini.


Goles: PT 22´ Zacaría (P); ST 16´ Carneiro (P).

Amonestados: PT 13´ Mena (LA), 21´ Pinto (LA), 29´ Ojeda (LA) y 42´ Vila (P); ST 1´ Rutili (P), 3´ Nieva (LA), 16´ Fassi (P), 26´ Francés (LA) y 28´ Schmidt (P).

Arbitro: Eduardo Gutiérrez.

Asistentes: Guillermo Santillán y Juan Vázquez.

Cancha: Platense

Viernes 30 de Marzo de 2012 | Fútbol Profesional


subir