De lo nuestro, lo mejor

Uno de los puntos más altos del equipo ante Temperley. Sí, el Sitio Oficial a solas con Guille Ojeda, volante surgido en la cantera de Villa Albertina. "Nos faltó el toque final”, coincidió como la mayoría.

Por Leandro Saltamerenda

Papá, mamá, hermanos, sobrinos, cuñada. Todos se juntaron el último sábado para hacerle el aguante al “ídolo” en común. Y ese “ídolo” no es ni más ni menos que Guillermo Ojeda, el pibe que todavía vive en su Villa Albertina natal y terminó como uno de los puntos más altos ante Temperley. “Estoy muy contento. La verdad que espere mucho este partido y por suerte me tocó jugar de titular. Como hincha fue un orgullo tremendo porque se vive diferente. Lo único malo es que no pudimos ganar”, expresó el volante al finalizar la práctica del lunes en Pasteleros.

Es uno de los “pibes” más queridos dentro del plantel. Por compañerismo, sacrificio, bajo perfil y principalmente, humildad. “Muchos me dijeron que fui figura, pero yo no lo sentí. Se que todavía tengo mucho por mejorar y ojalá pueda aportarle algo más importante al equipo”, se sinceró ante el grabador del Sitio Oficial. “Tuvimos más situaciones que ellos. Temperley pateó dos veces al arco y nosotros hicimos todo para ganar. Lamentablemente nos faltó el toque final”, coincidió como la mayoría. “El arquero de ellos tapó todas y fue determinante”, añadió.

De la tribuna al césped. De hincha a jugador. Justo en el Beranger. “Es lindo sentir que te odien tanto y más cuando defendes esta camiseta. Es lo mejor que te puede pasar”, reconoce con personalidad. ¿Sirve tener cerca a jugadores de tanta experiencia? “Sí, compañeros como el Chavo, Mena, Castano, el Pitu, el Negro Romero, son muy importante. El apoyo que nos brindan te dan ganas de seguir adelante y pelear todas las pelotas como si fuera la última”, responde.

Un polifuncional. Jugó de doble cinco, de carrilero y hasta de lateral. “Si él técnico me necesita, no tengo ningún problema en hacerlo. En las prácticas, me tocó jugar en diferentes puestos y siempre trato de adaptarme lo más rápido posible. Yo estoy para sumar”, aclara. Y para el final de la charla queda flotando un deseo, que si se lo propone, llegará: “Espero agarrar más confianza. Como todo jugador quiero jugar seguido y voy seguir trabajando para que se cumpla”. Depende de vos, Guille…


 

Lunes 19 de Marzo de 2012 | Fútbol Profesional

subir